El PSPV pide que se anule el proceso de cambio de nombre de la avenida del País Valenciano ante “la bajísima participación”

0
46

El PSPV en Torrent exigió hoy que se anule el proceso de cambio de nombre de la avenida del País Valenciano y que las cosas “se queden como están” tras “la bajísima participación” registrada en la encuesta realizada en el municipio y que ha supuesto, según los socialistas, “una cortina de humo” en la que finalmente votaron menos del 3, 6 por ciento del censo.
El portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento de Torrent, José Veiga, aseguró en un comunicado que la única salida “razonable” es “anular todo el proceso y dejar las cosas como están. Cualquier otra decisión basada en los datos de esta encuesta es ilegítima, porque se fundamenta en un pucherazo y en una participación bajísima”, aseveró.

Veiga explicó que 2.065 votos sobre un censo total de 56.745 posibles votantes representa una participación del 3, 63 por ciento, por lo que, a juicio de los socialistas, “una encuesta con estos resultados no puede ni debe ser vinculante. Para obtener un concejal cualquier partido necesita alcanzar al menos el 5 por ciento de los votos emitidos”.

El portavoz municipal socialista explicó que además la opción “más votada, con amplia diferencia, es la de mantener el nombre actual de Avenida del País Valenciano, que ha obtenido 957 votos, el 46, 34 por ciento del total”. La suma de las demás opciones obtiene 1.045 votos, el 50, 6 por ciento, pero la primera de éstas, Avenida al Vedat, “sólo alcanza los 307 votos, un exiguo 14, 86 por ciento”. La siguiente, Avenida del Reino de Valencia, obtiene 306 votos, un 14, 81 por ciento.

Según los socialistas, la “encuesta-consulta” es “una cortina de humo para ocultar los verdaderos problemas de la ciudad”, como son “la subida escandalosa de la contribución, el fraude de la tasa de basuras y el derroche en gastos superfluos como un millón de euros en cambiar los cristales del Ayuntamiento y medio millón en tres conciertos de fiestas”.

Veiga explicó que la encuesta no reune “ni una sola garantía de limpieza, sin comunicación a la oposición, sin interventores y sin control de las urnas. Es, además, un gasto superfluo, con pagos extras al funcionariado, postales regaladas y publicidad”.

Los socialistas consideran que el cambio de nombre “supondría un gasto añadido a los comerciantes, profesionales y vecinos de la Avenida, justo en un periodo de crisis en que cualquier ahorro siempre será positivo”.

El PSPV remarcó que con las circunstancias que han rodeado el proceso y con los resultados obtenidos, “la única opción razonable es dejar la situación como está y abandonar este circo que va a terminar produciendo un problema real y serio en nuestro pueblo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here