El PSPV pedirá al Tribunal de Cuentas que investigue las irregularidades sobre contratos y altos sueldos en Emarsa

0
28

El portavoz del Grupo Socialista en la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (EMSHI) y alcalde de Albal, Ramón Marí, ha manifestado que “el PP reconoce su mala gestión al anunciar en el Consejo de Administración de EMARSA que cederá la depuradora de Pinedo a la EPSAR, con la firma de un convenio en las próximas semanas, tal y como habíamos exigido los alcaldes socialistas”.
Marí ha subrayado que el Ayuntamiento de Valencia ha obligado al presidente de EMARSA (depuradora de Pinedo) y alcalde de Manises, Enrique Crespo, a modificar radicalmente la línea de su gestión “mostrando la debilidad y división interna del PP”. Además, ha lamentado que Crespo “no haya estado a la altura de las circunstancias, aclarando su gestión y asumiendo responsabilidades”, y se haya limitado a “renunciar a continuar gestionando esta empresa, que después de 15 años el PP ha llevado a una situación límite que los ciudadanos están pagando de su bolsillo”. El alcalde de Albal ha recordado que la única alternativa para no tener que disolverla o declarar el concurso de acreedores fue aprobar una reducción de capital a la mitad en la última Junta General.

El portavoz socialista ha presentado una propuesta para que “ante las graves irregularidades detectadas de forma reiterada por la auditoría oficial, EMARSA remita al Tribunal de Cuentas la documentación para que abra una investigación”. Marí ha indicado que “Crespo ni siquiera ha querido debatir nuestra propuesta en la reunión, por lo que seremos los socialistas quienes entreguemos este material en defensa del patrimonio de todos los vecinos y vecinas de las localidades que forman parte del EMSHI”.

La propuesta del Grupo Socialista que ha sido rechazada exigía también que se les facilitara el nombre de las empresas proveedoras. Marí desveló esta semana que los contratos adjudicados por la empresa pública EMARSA al margen de la Ley de Contratos del Sector Público entre 2003 y 2009 ascienden a 20.433.900 euros, mientras el volumen de trabajo se ha reducido la contratación de servicios externos sin control se ha incrementado el 700%. Las auditorías anuales revelan, además, que EMARSA no tramita ningún expediente de contratación y recomiendan año tras año que se regule el procedimiento para que se garantice el control, fiscalización de los contratos y expedientes.

El Grupo Socialista en el EMSHI ya relevó la semana pasada que once directivos se reparten 1.261.520 euros al año en sueldos y que nueve de ellos cobran más que el presidente del Gobierno. La auditoría operativa de 2009 realizada por Mazars revela otras irregularidades manifiestas, como la existencia de “firmas autorizadas para disponer individualmente sin límites” de los fondos. Mazars recomienda “establecer límites razonables de disposición individual y exigencia de firmas mancomunadas por encima de esos límites”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here