El PSPV, contrario a la posibilidad de fusionar pequeños municipios planetada tras el último Consejo de Ministros para 2013

0
135

El debate abierto tras el último Consejo de Ministros sobre la necesidad de fusionar los pequeños municipios en 2013 gracias a la agrupación de municipios y a la limitación de algunas de las funciones que ejercen sin tener la competencia asignada, que podría poner en riesgo la continuidad de municipios como Lloc de la Corona, Emperador, Massalfassar o Vinalesa, ha indignado al PSPV.
Los socialistas valencianos, tras mantener una reunión con alcaldes y portavoces del PSPV-PSOE de la provincia de Valencia criticaron esta medida con la que según el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, el Gobierno prevé ahorrar 3.500 millones de euros en 2013.

El vicesecretario de Relaciones Institucionales del PSPV-PSOE y portavoz de la Diputación de Valencia, José Manuel Orengo, considera la intención del Gobierno de medida “anti municipalista que quita potestad a los alcaldes, que son quienes están en primera línea ayudando a los vecinos y le da una mayor potencia a las diputaciones provinciales que, normalmente, son instituciones alejadas del día a día de los ciudadanos”.

El PSPV-PSOE ha anunciado que van a convocar al resto de partidos políticos, “incluidos los concejales del PP, porque en estos momentos muchos de ellos ya están mostrando su oposición a esta medida”, para frenar lo que consideran “un atentado a la democracia que no soluciona la crisis”.

El vicesecretario de Relaciones Institucionales socialista ha hecho hincapié en que desde su partido se muestran contrarios a plantear una reducción de las competencias de los municipios ni de las capacidades de los alcaldes ni, “mucho menos una reducción de concejales en municipios pequeños, cuando son gente que no cobra absolutamente nada y están dedicando su tiempo libre a dar un mejor servicio a los ciudadanos”.

En este sentido, Orengo ha remarcado que “si alguien quiere recortar algo que reduzca sueldos, pero no participación democrática, que no reduzca la representación de los ciudadanos en las instituciones, ni esa cantidad de concejales voluntarios que atienden con un esfuerzo y entrega que deberíamos aplaudir y que, en lugar de eso, les decimos que se vayan a su casa”.

“La crisis no la han provocado los ayuntamientos, sino las entidades financieras y los gobiernos que no han sabido regular ese ánimo desmesurado de lucro y ambición que han tenido los distintos operadores financieros. No podemos consentir que ahora el PP, aprovechando que los ciudadanos están dispuestos a cualquier cosa para salir de la crisis, lleven a cabo un ataque frontal a la democracia”, según Orengo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here