El PSOE pedirá a la Fiscalía Anticorrupción que investigue al ex edil del PP que firmó la ‘comfort letter’ de Sumpa

La portavoz socialista en el Ayuntamiento de Paterna, Nuria Campos, ha anunciado que el PSOE de Paterna pedirá a la Fiscalía Anticorrupción que estudie las responsabilidades del anterior equipo de Gobierno del PP y, en concreto, del ex edil popular, Ignacio Gabarda, que firmó una carta de patrocinio mediante la que responsabilizó al Ayuntamiento de Paterna de los posibles impagos de la empresa pública Sumpa, ahora en proceso de liquidación.

Núria CamposUna rúbrica por la que el Consistorio deberá pagar 3,5 millones de euros por la “temeridad” y “falta de diligencia” del PP, tal como lo define textualmente la sentencia judicial condenatoria.

Campos ha acusado al anterior equipo de Gobierno del PP “de desmanes económicos imperdonables que tendremos que pagar quienes vivimos ahora en la localidad y hasta nuestros nietos y nietas”. Además, la edil socialista ha criticado que, de momento, las consecuencias se traducen en 3,5 millones de euros “que no servirán para mejorar la vida de nuestros vecinos y vecinas”.

“Vamos a solicitar que se investiguen posibles responsabilidades patrimoniales porque la jueza deja claro que un ex concejal del PP actuó de forma temeraria. ¿Por qué firmó el señor Gabarda la comfort letter?; ¿sabía de las consecuencias económicas que podía tener para este Ayuntamiento?”, se ha preguntado Campos tras reiterar la necesidad de explicaciones por parte del anterior equipo de Gobierno del PP, ahora en la oposición.

El Ayuntamiento de Paterna ha sido condenado a pagar 3.475.427,93 euros tras firmar el edil popular una carta de patrocinio en base a la que  utilizaba al Ayuntamiento como aval.

La sentencia judicial, que fue dictada el 1 de junio y notificada al Ayuntamiento de Paterna el 7 de junio, condena al Consistorio paternero a asumir la deuda que Sumpa ha generado con la entidad bancaria después de dejar de pagar las cuotas del edificio que, en su día ocupó Sumpa y que, actualmente, constituye la sede a la empresa pública Gespa.

Este edificio está ubicado en el Parque Tecnológico y Sumpa suscribió por él un contrato de alquiler con opción a compra por un coste total de 5,5 millones de euros aproximadamente, a pagar en cuotas mensuales de 30.000 euros durante 15 años (desde 2009 hasta 2024), unas cuotas que Sumpa dejó de pagar al banco el 26 de febrero de 2012, unos meses antes de entrar en concurso de acreedores.

Se da la circunstancia de que el contrato de arrendamiento financiero de este edificio acordado por el PP permitía a la entidad bancaria, en caso de dos cuotas impagadas, bien resolver el contrato y recuperar el inmueble, o bien dar por vencido el contrato anticipadamente y cobrar los 5,5 millones de euros, que es la alternativa a la que se acogió el banco.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *