El proyecto de mediación escolar permite resolver el 93% de los conflictos surgidos

0
35

El Ayuntamiento de Catarroja ha implantado en diferentes centros escolares de la población un sistema de prevención de violencia escolar a través de la mediación que se ha mostrado eficaz para acabar con las desagradables situaciones conflictivas que se producen entre alumnos.
Este proyecto de Mejora de la Convivencia Escolar es el único de estas características desarrollado y financiado por un Ayuntamiento en todo el país y en él han participado durante este curso los colegios San Antonio I y II de Catarroja. “Catarroja apuesta firmemente por la educación de sus jóvenes y con proyectos como éste pretendemos ayudar a formarlos en valores”, ha explicado la alcaldesa Soledad Ramón.

Gracias a esta iniciativa, alrededor de doscientos escolares han aprendido durante este curso a “resolver sus conflictos mediante el diálogo, escuchando y recurriendo a la figura del mediador, evitando situaciones violentas”, según la alcaldesa.

A través de este programa se busca, mediante el diálogo y la mediación de todos los agentes implicados, la resolución de problemas dentro de los mismos centros. Para ello se ha formado a una veintena de mediadores entre alumnos, padres y profesores, que han actuado como conciliadores y que recibieron un diploma acreditativo por parte de la alcaldesa y de la edil de Bienestar, Josefa Mas, en el acto de clausura del programa celebrado en el Ayuntamiento.

Durante el acto se presentaron las conclusiones del programa destacando como principal objetivo “prevenir la violencia entre los escolares y resolver de una manera pacífica los conflictos que a diario pueden surgir en las aulas”, según Ramón.

Este es un programa “global” ya que se dirige a profesores, alumnos e incluso familiares. “Queremos dotar a los jóvenes de las herramientas necesarias para que aprendan a resolver conflictos y usen la palabra como instrumento para ello”, reiteró la primer edil.

La psicopedagoga y responsable de la implantación del programa en los diferentes centros de Catarroja, María José Sendra, ha destacado que de los 29 casos que se han dado, el 93% se resolvieron y en la práctica totalidad de casos se cumplieron los acuerdos adoptados. En total, el 88% de las mediaciones fueron entre alumnos y el 12% entre alumno y profesor.

Sendra valora positivamente que las solicitudes de mediación vengan en la mayoría de los casos de los propios implicados, “señal de que se quiere resolver el conflicto”. Además, el profesorado del centro se ha mostrado muy favorable al sistema de mediaciones, que han ido “disminuyendo progresivamente porque los problemas han ido resolviéndose”, según una profesora participante.

El proyecto continúa su andadura y se implantará durante el próximo curso, según ha adelantado Soledad Ramón, en los colegios Esteve Paluzié y el IES Berenguer Dalmau con el objetivo de “seguir trabajando en la prevención a través de la educación”. Desde 2004, varios miles de jóvenes de Catarroja de los centros Jaume I, Joan XXIII, Bertomeu Llorens, Larrodé, La Florida, San Antonio I y II y el IES Berenguer Dalmau han pasado por este programa pionero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here