El Presupuesto 2010 se centra en ayudas sociales y deja a los planes estatales y autonómicos la mayoría de las inversiones

0
60

El Ayuntamiento de Burjassot ha aprobado en Pleno extraordinario los Presupuestos de 2010 presentados conjuntamente por el equipo de Gobierno y el Bloc. Con una caída de ingresos y la congelación de impuestos y sueldos de concejales, las cuentas dan prioridad al gasto social encomendándose en el capítulo de inversiones al segundo Plan E del Gobierno central y al Plan Confianza de la Generalitat que suman 11, 6 millones de euros.

+ El PP alerta del alto endeudamiento y cuestiona que los presupuestos sean “sociales”

Es un mal año para elaborar unos presupuestos que contenten a todas las partes. Así han justificado los impulsores de las cuentas (PSPV y Bloc, dentro de su Pacto de Estabilidad) el resultado que, sin embargo, el portavoz socialista considera “brillantes” pese a todos los inconvenientes.

El Presupuesto, de 26 millones de euros (3 millones menos que en 2009), se centra en el gasto social y en la contención del gasto de personal. Y es que, según el portavoz del Bloc, Jordi Sebastià, cuando escasean los recursos, lo primordial es tener claras las prioridades y, en 2010, estas pasan por la inversión social para ayudar a las personas más necesitadas.

El concejal de Hacienda del Ayuntamiento, Juan Gabriel Sánchez, ha dejado claro cuáles con los ejes fundamentales del presupuesto: ” pese al recorte, el presupuesto ha incrementado las partidas que considera de mayor necesidad y prioritarias, como son Bienestar Social, Seguridad y Obras y Servicios, consolidando los servicios que presta el Ayuntamiento, y apoyando las partidas de gasto social teniendo en cuenta el no aumento de ingresos que está previsto”.

Ese incremento de algunas partidas implica la disminución de otras y, en este caso, las más perjudicadas han sido principalmente las partidas de inversiones y las de Fiestas y Fallas, que han tenido un recorte importante.

Externalización de inversiones

En cuanto a las inversiones reales (con un presupuesto total cercano a los 2 millones de euros), el Consistorio va a mantener las prioritarias como la reforma del mercado municipal o la adecuación de los terrenos para la ubicación provisional del Colegio San Juan de Ribera, aunque el grueso ha decidido dejarlo en manos de los planes del Gobierno y de la Generalitat para que los municipios no dejen de invertir y creen empleo.

En total, el segundo Plan E y el Plan Confianza reportarán a Burjassot 11, 6 millones de euros para diferentes proyectos. Entre ellos, la construcción de un aparcamiento en altura en la calle Maestro Lope, la colocación de contenedores soterrados o el nuevo edificio destinado a la Policía Local del municipio.

Además, también cuentan con el proyecto aprobado por la Unión Europea para el Colegio Díaz Pintado y toda la zona del barrio de las 613 Viviendas.

EU, PSPV y Bloc, a favor

El portavoz de Esquerra Unida, José Blanco, ha explicado en su defensa de los presupuestos que, “en la actual situación hay que estar por encima de “las formaciones políticas y hacer un esfuerzo por ayudar al ciudadano de Burjassot, hay que apoyar estos presupuestos difíciles y hacer un esfuerzo por ajustar las partidas y los proyectos”.

Por su parte, el portavoz del Bloc, Jordi Sebastià, ha reconocido que “estos presupuestos no son los que nos gustaría a todos aprobar, no son brillantes, son unos presupuestos de crisis pero son unos presupuestos de los que nos sentimos corresponsables, para bien y para mal”. En ese sentido, se ha referido a que algunas partidas han sido incitadas por el Bloc como la promoción del valenciano, la sostenibilidad y el Plan General de Ordenación Urbana”.

El portavoz del PSPV, José Ruiz, ha recordado en el pleno “que la situación actual es la que es, y lo es a nivel mundial, con una reducción importante de ingresos, con unas necesidades sociales altas y con un endeudamiento por parte del Ayuntamiento ante los retrasos en los pagos de la Generalitat que obliga en muchas ocasiones a realizar operaciones de tesorería que a la larga acaban pagando los ciudadanos de Burjassot”.

En ese mismo sentido se ha pronunciado el alcalde, José Luis Andrés Chavarrías, quien ha manifestado que “pese a ser un presupuesto con menos ingresos, siguen sin subirse los impuestos, y seguimos gestionando ayudas y proyectos delegados a los ayuntamientos por parte de la Generalitat sin que nos llegue ese mismo dinero que nos debe entrar, con la dificultad que nos está generando estos retrasos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here