El PP se niega a recoger la notificación del Pleno extraordinario e impedirá adjudicar y abrir este verano el bar de los jubilados

1
128

Rocafort. Bar del JubiladoLa alcaldesa de Rocafort, Amparo Sampedro, lamentó la decisión del PP de la localidad que ha impedido la celebración de un pleno extraordinario en el mes de agosto para la adjudicación del Bar de los Jubilados. De ese modo, el pleno municipal hubiera permitido que el bar se hubiera puesto en marcha en el plazo máximo de 15 días.

Sampedro lamentó que el PP ha preferido negarse a recibir la convocatoria “perjudicando a los vecinos, a la Asociación de Jubilados y Pensionistas y a la persona que ha logrado limpiamente la licitación”.

Sin embargo, según la alcaldesa, “los concejales del PP han preferido seguir las órdenes de su portavoz, Alejandro Llácer, negándose a recibir la convocatoria y no descolgando el teléfono cuando la Policía, encargada de la notificación, ha intentado ponerse en contacto con ellos”.

La alcaldesa explicó en su blog la situación con el portavoz del PP, Alejandro Llácer “al que el pasado viernes por la mañana llamé personalmente a Llácer para confirmarle que el pleno se celebraría este 6 de agosto a las 18:30 horas  No pudo atenderme porque -según él- estaba muy ocupado. Me aseguró que me llamaría más tarde. Casualmente, lo vi de camino al domicilio de sus padres cerca del mediodía… Asido a su móvil me dijo que no podía hablar pero que me llamaría más tarde”.

Sampedro prosigue su relato explicando que “la Policía Local acudió al domicilio de sus padres (que es el que él señaló en su momento para notificaciones) alrededor de las 14:45 horas.  Su madre atendió la llamada y aseguró que su hijo no estaba y que no tenía autorización para recoger las notificaciones. La Policía volvió a intentarlo más tarde y la respuesta fue la misma. Intentó localizar al concejal por teléfono, pero no atendió la llamada”.

La historia, según la alcaldesa, se repitió con el concejal del PP Jorge Ortega y con la concejala del PP Carlota Navarro “pero no con el concejal del PP Agustín Aliaga que abrió la puerta pero se negó a recibir la notificación del pleno alegando encontrase fuera de su domicilio”, algo curioso ya que según la alcaldesa “fue el mismo el que firmó en la casilla que justifica la no recepción de la notificación”.

Pero, siempre según la versión de la alcaldesa, fue la concejala del PP Carmen María Fernández la que aclaró todas las dudas cuando a las 22 horas la Policía la localizó en su casa y se negó también a recoger la notificación del pleno al afirmar que “el resto de los concejales del PP van a hacer lo mismo siguiendo instrucciones del portavoz del PP ya que durante la celebración del Pleno hay gente que está fuera  dado que es agosto”.

El hecho que los concejales del PP no hayan recibido la notificación del pleno impide que se celebre por seguridad jurídica.

Sampedro explica que en caso de celebrarse el PP hubiera podido impugnado el acuerdo plenario “y eso hubiera significado tener que ordenar al adjudicatario que abandonara el Bar una vez iniciado el contrato, cosa que hubiera perjudicado seriamente a los vecinos de Rocafort, a la Asociación de Jubilados y a él mismo, teniendo que iniciar de nuevo todo el procedimiento”.

1 Comentario

  1. No es pot esperar altra cosa del PP de Rocafort, liderat per dos dels personatges més funestos, estridents i perdonavides de la comarca o potser del país.
    Una situació premeditada i acordada amb l’única intenció de molestar i enutjar sense importar-los les conseqüències que comporta.
    Els veïns, que ja els coneixen bastant bé, saben que són capaços de qualsevol cosa per cridar l’atenció i posar entrebancs.
    Quina llàstima, quina vergonya i quina rèmora!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here