El PP recurrirá la adjudicación del servicio de agua potable por considerar el “expediente totalmente viciado de ilegalidad”

0
33

El equipo de Gobierno de Silla ha vuelto a adjudicar el servicio público de agua potable a la empresa Aquagest a pesar de no ser la mejor valorada en las cuatro mesas de contratación celebradas desde 2005 y en las que se aconsejaba la adjudicación a Aguas de Valencia, según ha informado el grupo municipal del PP.
Los populares señalan que el alcalde ha conseguido la adjudicación a Aquagest solicitando un informe por providencia de Alcaldía vulnerando la Ley de Contratación que establece que los informes pertinentes deben solicitarse a la propia mesa.

Según el PP, en el año 2005 se hizo lo mismo por parte del PSPV, es decir, votar en contra del informe técnico y adjudicar el servicio público del agua potable a la propuesta que los técnicos no entienden como la más ventajosa para el Consistorio.

El PP ha anunciado que presentará un recurso de reposición ante la decisión tomada ayer en el pleno para que sea declarada nula ya que el procedimiento está “viciado de legalidad” y es que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) anuló la adjudicación de 2005 y exigió una ejecución de sentencia. Sin embargo, el equipo de Gobierno, en base a un informe mediambiental, ha vuelto a adjudicar el servicio a Aquagest.

Y eso, pese a que los criterios medioambientales no están incluidos en el pliego de condiciones para la contratación del servicio de agua potable. Por eso, el PP habla de “doble ilegalidad” ya que el informe se pidió por providencia de Alcaldía en contra de lo que establece la Ley de Contratación y, además, los criterios medioambientales no forman parte del pliego.

Al parecer, el alcalde argumentó la nueva adjudicación a Aquagest en que la situación actual no tiene nada que ver con la de hace cinco años. Ante ese argumento, el grupo popular presentó una enmienda para que el equipo de Gobierno desechara el actual procedimiento e iniciara un nuevo expediente con unos pliegos “adecuados a la situación actual”.

Sin embargo, el equipo de Gobierno rechazó la enmienda y, con el voto del concejal no adscrito, sacó adelante la adjudicación que será impugnada por el PP y, presumiblemente, también por Aguas de Valencia, demandante en 2005 por la contratación de Aquagest.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here