Quantcast

El PP pide al Gobierno que informe y consensúe las decisiones que afectan a las 3.000 familias de La Canyada

El grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Paterna ha anunciado que llevará al próximo pleno municipal para su estudio y aprobación, una moción en la cual insta al Gobierno municipal no tomar ninguna decisión que afecte a las más de 3.000 familias integradas en la Cooperativa Valenciana de Aguas La Canyada y el Plantío, sin antes haber informado y consensuado dichas decisiones con los afectados, dentro de la legalidad vigente.

Teniendo en cuenta que el consumo medio de agua en La Canyada, por las características de este tipo de viviendas, es del entorno de 80 m3 trimestrales, se da la circunstancia de que las tarifas de la Cooperativa son sensiblemente más ventajosas que las ofrecidas por otras compañías del municipio. Para el Partido Popular, tras la decisión unilateral tomada por el alcalde de Paterna de proceder a la reversión al Ayuntamiento del servicio de abastecimiento de agua potable prestado en La Cañada, por finalización de la concesión tácita de la Cooperativa El Plantío y La Cañada, el PP considera que “es preciso preservar los derechos de las más de 3.000 familias que se van a ver afectadas en este proceso, garantizando que puedan estar informados y opinar sobre las decisiones que se tomen en relación a dicho procedimiento”.

En el caso de La Canyada, existen dos entidades que abastecen a la totalidad de viviendas de este barrio. Una de ellas es la Cooperativa de Aguas de El Plantío y La Cañada, que cuenta con más de 3.000 familias residentes de La Canyada que en su día adquirieron, al menos, una acción, lo que les convierte en propietarios de la Cooperativa. Dicha acción está valorada actualmente en 918 euros.

La decisión del Ayuntamiento de iniciar el procedimiento de reversión del servicio de abastecimiento de agua potable en La Canyada, que tenía en concesión la Cooperativa de Aguas, ha sembrado muchas dudas, dada la escasa información que se ha ofrecido, y “tendrá consecuencias que todavía no se han valorado”, según manifestó recientemente en la Junta de Barrio la portavoz socialista, Nuria Campos.

En dicha reunión el presidente de la Junta de Barrio ya reclamó a la representante del gobierno socialista que antes de que el Ayuntamiento tome ninguna decisión que no tenga marcha atrás y pueda afectar a los socios y abonados de la Cooperativa de Aguas de El Plantío y La Canyada, ésta sea comunicada y consensuada, en la medida de lo posible, con los vecinos. En este sentido el Grupo Municipal Popular espera contar con el apoyo del Pleno para lograr que las 3.500 familias cooperativistas y el resto de vecinos, no queden al margen de las decisiones unilaterales que tome el alcalde y su equipo de Gobierno.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *