Quantcast

El PP pedirá en el pleno de Paterna la continuidad del comedor social municipal que atiende a 115 personas cada día

El grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Paterna buscará en el próximo pleno el consenso necesario para sacar adelante una moción que permita garantizar la continuidad del comedor social municipal. Según los populares, este recurso “tiene los días contados” después de que el Ayuntamiento de Paterna haya comunicado a Casa Caridad, entidad que lo venía gestionando desde 2013, la no continuidad del convenio.

“Desde el grupo popular estamos dispuestos a debatir sobre el futuro del comedor social, si es preciso encontrar un nuevo emplazamiento o si es necesario realizar cambios en la gestión, pero entendemos que en la actual situación socioeconómica se trata de un recurso municipal del cual no se puede prescindir”, explican desde el PP.

A juicio del grupo popular, el comedor social lleva cumpliendo con éxito el objetivo de incrementar la asistencia del Ayuntamiento a los colectivos más desprotegidos del municipio, garantizando necesidades básicas. Actualmente, el comedor social de Casa Caridad sirve una media de 115 menús cada día a personas derivadas desde los servicios sociales, además de preparar una treintena de bocadillos para familias del barrio de La Coma.

Sin embargo, la labor que se presta en el comedor social municipal va más allá de los alimentos que cocinan, pues cuenta con un equipo de trabajadores sociales y voluntarios que prestan su apoyo a los usuarios en diferentes campos como la salud, programas de búsqueda de empleo y vivienda, entre otros. El apoyo directo a los usuarios mediante ayudas para el pago de recibos o la adquisición de productos básicos es otro valor añadido que se ha venido desarrollando.

Un total de 168 usuarios del comedor social en 2015, lo que supone el 47% de las personas que acudieron, fueron menores de edad, de los que la mayor parte eran alumnos de instituto que asisten al centro solos, con autorización de sus padres. El resto, según la memoria que consta en el expediente, son principalmente menores de tres años que, al no ir al colegio no tienen beca y acuden con sus progenitores al comedor.

Para los populares, no existen garantías de que la sustitución del comedor social por la tarjeta solidaria vaya a garantizar una adecuada atención para estos menores de edad, que cada día de la semana tienen a su alcance un menú equilibrado y la atención del equipo de trabajadores del comedor social.

Los populares también recuerdan que la tarjeta solidaria es un recurso útil y alternativo al comedor social, pero que no se adapta a todos los casos, por lo que el comedor social municipal debe seguir atendiendo a la ciudadanía que lo necesita.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *