El PP critica que el Gobierno de Meliana suba el IBI en lugar de reducir el gasto en otras partidas

El PP de Meliana ha criticado hoy la medida del Gobierno de Compromís y PSOE de subir en dos puntos el coeficiente del IBI, pasando de 0,72 a 0,74, lo que, en la práctica supondrá que el descenso en el recibo previsto para el próximo año después de que el Gobierno central haya suspendido el incremento del 10% anual sea menos notable para las familias de Meliana.

Los populares han recordado que durante los años que gobernaron en el Consistorio consiguieron bajar el coeficiente del IBI desde el 0,86 que había en 2007, hasta el 0,72 de este año 2015.

“Durante los peores años de crisis de nuestra historia, los populares de Meliana congelamos los impuestos y en algunos casos incluso los rebajamos, no podemos entender que sea ahora, en el primer año de Gobierno de Compromís y PSOE, cuando se atreven a subir el IBI del 0,72, al 0,74 que pretenden”, ha declarado el portavoz popular y ex alcalde, Pedro Cuesta.

Según ha explicado Cuesta, aproximadamente el 50% de los vecinos podrá comprobar que en el año se 2016 pagará menos que en el 2015 “pero el resto de vecinos padecerán esa subida en el próximo recibo del IBI, gracias al sinsentido del equipo de Gobierno liderado por Josep Riera”.

Esta subida del IBI, para los populares de Meliana, “no tiene ningún sentido” ya que supondrá un ingreso “tan sólo” 60.000 euros a lo que hubiera recaudado el Consistorio si hubiera mantenido el coeficiente en el 0,72, aunque, en total, recaudará 65.000 euros menos que en 2015. Sin embargo, “será un mazazo para los vecinos”.

Desde el PP señalan que su propuesta era optimizar los recursos municipales y reducir el gasto para no tener que subir los impuestos. “Lo que deberían hacer es reducir de otras partidas en vez de subir impuestos, y de esas otras partidas, incluimos el sueldo del alcalde que ya supondría más de la mitad de lo que se recaudará con la subida”.

En el pleno extraordinario, los populares llegaron a proponer que, para evitar esa subida del coeficiente del IBI, sus concejales estaban dispuestos a renunciar a cobrar “ni un solo euro” durante los cuatro años de esta legislatura, “siempre y cuando tanto el alcalde como su equipo de Gobierno hicieran lo mismo”. Una propuesta que no caló en los concejales del Gobierno municipal por lo que el PP cuestionó su “vocación de servicio público”.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *