El pleno decide qué mujer de las elegidas por los vecinos de Quart de Poblet da nombre a cada calle vinculada al franquismo

El pleno del Ayuntamiento de Quart de Poblet acordó por unanimidad en su sesión de ayer qué mujer en concreto, o referencia a la mujer, de las 8 elegidas por los vecinos y vecinas en el proceso participativo celebrado el mes pasado, sustituirá a cada una de las calles vinculadas con personajes o señas distintivas del franquismo, que perduraban en el municipio y que la Ley de la Memoria Histórica impone renombrar.

pleno quart de pobletLa propuesta había sido consensuada previamente en el seno de la Comisión Municipal de Memoria Histórica, presidida por la alcaldesa, Carmen Martínez, integrada por un miembro de cada grupo político con representación en el pleno y asesorada por cinco historiadores locales: Andrea Moreno, Pedro Gascón, Rosa Puig, Patricia Gascó y Cento Sancho.

Como resultado del acuerdo, la opción más votada por la ciudadanía, 13 Rosas, dará nuevo nombre a una de las arterias del municipio, la calle Conde de Rodezno, “en un acto simbólico de reconocimiento, reparación y dignificación de las víctimas de la guerra civil y la dictadura”.

Las dos calles con referencias a mujeres de Quart de Poblet se situarán en el entorno de la avenida San Onofre, centro neurálgico y espacio destacado en la vida del municipio, donde podrán ser más valoradas y visibilizadas. Así, la calle Esteban Bilbao se convertirá en la calle Les Comares, en homenaje a las matronas Custodia Fabuel Jiménez y Carmen Fabuel Barbudo, cuyos nombres aparecerán especificados en la placa identificativa. Por su parte, Obispo Pildaín pasará a llamarse calle Salvadora Sancho, en reconocimiento a la “tia Salvaoreta”, que regentó una escuela infantil en Quart.

Margarita Salas, una de las científicas más destacadas de la investigación española e internacional, será el nuevo nombre de la calle Antonio Iturmendi e Isabel de Villena, de la calle Antonio Molle.

Por último, las referencias más internacionales se reservan para la zona del polígono industrial. En este sentido, la calle general Lobo Montero pasará a llamarse Teresa de Calcuta; María Curie renombrará a la calle sargento provisional, y 8 de març, a la calle Ernesto García Raga.

Además de estas calles, hay otras dos afectadas por la Ley de Memoria Histórica, en las que la citada comisión de trabajo político-técnica decidió recuperar la toponima tradicional. De esta forma, la calle Barón de Cárcer vuelve a ser calle paret de Piles y general Ordaz, calle Camí Mas de la Cova.

Aunque no está afectada por la ley, hay una última calle que va a modificar su nombre. Se trata de Gerardo Paadín que recupera también su denominación de calle del Molí, poniendo en valor el histórico Molí de la Senyoria de Poblet. En este caso, la decisión obedece al cumplimiento de un acuerdo adoptado por el pleno del Ayuntamiento en su sesión de 28 de mayo de 2013.

La alcaldesa, Carmen Martínez, explicó ayer que durante seis meses se mantendrán las dos placas en las calles afectadas. Asimismo, dado que estamos en periodo vacacional para muchas personas, no se notificará la modificación del nombre hasta septiembre.

Martínez ya explicó en una reunión informativa a los vecinos y vecinas que el Ayuntamiento se encargará de dar traslado del cambio de nombre de las calles a todas las instituciones y organismos oficiales, por lo que las molestias para la ciudadanía serán mínimas. No obstante, recordó que quienes deseen realizar alguna consulta sobre este tema puede dirigirse a la Oficina de Atención Ciudadana, ubicada en la planta baja del Ayuntamiento.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *