El partido CD Castellón-CD Massamagrell acaba tras numerosos incidentes y con una agresión a un jugador visitante y a su padre

0
109

El partido de vuelta de la fase de ascenso a Liga Nacional juvenil que medía al CD Castellón y al CD Massamagrell acabó como el ball de Torrent ya que tras la suspensión del encuentro en el minuto 40 del primer tiempo por culpa de los incidentes ocasionados por ambas aficiones se produjo una agresión al jugador visitante David y a su padre que les obligó a recibir asistencia médica.
El partido había despertado gran expectación por parte de ambas aficiones que llenaron la Ciudad Deportiva FACSA del CD Castellón. El encuentro comenzó con los primeros incidentes tras las quejas del cuadro de l’Horta Nord por impedir al autobús de los jugadores estacionar dentro de la ciudad deportiva del club albinegro.

Pese a este pequeño inconveniente, al que sumó una pequeña disputa por no ceder el cuadro local balones en condiciones para realizar el calentamiento, el partido comenzó sin mayores incidentes.

Los dos primeros goles del cuadro castellonense parecieron calmar a la parroquia local. Sin embargo el portero visitante vio como le fue lanzado un trozo de madera que entregó al árbitro. Los lanzamientos al terreno de juego prosiguieron por parte de ambas aficiones hasta que el árbitro decidió paralizar el partido tras golpear uno de sus asistentes.

Tras solicitar la llegada de refuerzos policiales, y comprobar cómo no se iban a producir su llegada, el árbitro decidió dar por suspendido el partido a falta de pocos minutos para la conclusión del primer acto -con 3-0 para los albinegros-.

Sin embargo los incidentes no acabaron aquí ya que tras la salida de los jugadores visitante, aficionados locales increparon y agredieron al jugador visitante, David, y a su padre cuando eran los últimos en abandonar los vestuarios de la Ciudad Deportiva del CD Castellón. La agresión a ambos provocó la llegada de unos 30 efectivos policiales que calmaron la situación y que acompañaron al joven y a su padre a un centro donde fueron atendidos por los golpes recibidos.

Desde la directiva del CD Massamagrell se censuró este tipo de incidentes “dando de una como de otra afición” que “perjudican la imagen de ambos equipos, en particular, y del fútbol, en general” aunque criticaron duramente la agresión a su jugador y a su padre “algo totalmente injustificable ya que el partido había acabado, habían ganado 3-0, tenían el pase asegurado a la siguiente fase, .. Ninguna agresión tiene justificación pero esta aún menos”.© Hortanoticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here