El padre de los tres niños devueltos a México solicita la guarda y custodia tras el duro auto del tribunal mexicano

0
72

El padre de los tres niños devueltos a México por orden de un Juzgado de Moncada después de que su progenitora, que cuenta con la custodia, los trajera ilegalmente a España, se encuentra “esperanzado” en obtener la guarda y custodia de los menores, que ya ha solicitado.
El abogado del padre, Jaime Cuevas, ha explicado que los niños, un chico de 13 años y dos gemelos de 10, nacidos en México pero con doble nacionalidad, española y mexicana, se encuentran “bien, afrontando los días con normalidad y una buena relación con su padre”, Joaquín Escolano.

Este miércoles, el juzgado mexicano encargado del caso ha ordenado que los niños no salgan de México y que la madre, Isabel Monrós, entregue “de inmediato” los pasaportes mexicano y español de los menores, que aún los conserva, dado que los hijos regresaron a México con el padre con un salvoconducto.

Según ha señalado el letrado Cuevas, el consulado español en México tiene orden de no expedir nuevos pasaportes a los niños si lo solicita la madre, y la policía fronteriza tiene orden de no dejar salir a los niños del país.

En su opinión, la resolución judicial mexicana constata que la madre “mintió al decir que viajó con sus hijos a España con autorización”, cuando “lo cierto es que comunicó el viaje cuando ya estaban residiendo” en Alboraya.

Para el abogado, también se pone de manifiesto que los niños “nunca han sufrido malos tratos y han sido escuchados por los juzgados de familia tanto mexicanos como españoles”, algo que “ha podido determinar el pronunciamiento judicial”.

Según el abogado del padre, el titular de este juzgado incluso “ha apercibido a la madre para que cese en la manipulación a la que está sometiendo a los menores, a los que está utilizando”.

Por otro lado, ha afirmado que el padre no ha denunciado finalmente a la madre por no entregarle en Alboraya a los niños cuando estaba fijado aunque, “dados los hechos, las autoridades pueden actuar de oficio” y acusar a la madre de desobediencia a la autoridad, sedición y coacciones. Ha acusado además a la progenitora de “mal gusto” por “decir que lleva un mes sin ver a los niños cuando el padre lleva tres años en esa situación”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here