El nacimiento de dos nuevas comisiones crea un conflicto en el mundo fallero que pide la dimisión del concejal de Fiestas

0
34

El mundo fallero de Catarroja se encuentra algo agitado desde hace unas semanas después de que dos asociaciones culturales recientemente creadas hayan mostrado su intención de plantar monumento fallero y funcionar como dos comisiones más. Las fallas ya asentadas del municipio exigen que cumplan con los estatutos de la Junta Local antes de que el Ayuntamiento les autorice la participación en las fiestas josefinas.
La situación ha llegado a tal extremo que las comisiones falleras de Catarroja han emitido un comunicado conjunto tras una asamblea de presidentes en el que solicitan la dimisión del concejal de Fiestas, Agustín Mimbrera, pues consideran que “lejos de tratar de consensuar una solución, ha tomado una postura definida desde el primer momento a favor de la constitución de nuevas fallas, faltando el respeto a la normativa vigente reconocida por el mundo fallero local”.

Parece ser que las nuevas comisiones, fundadas por miembros de la anterior directiva de la Junta Local Fallera, ocupan demarcaciones de otras comisiones. En concreto, una de ellas, la que pretende instalarse por la zona del mercado, ‘invade’ tres demarcaciones distintas. Según los estatutos de la Junta Local, una falla no puede ocupar parte de la demarcación de otra comisión sin el permiso previo de esta última.

Tras la elección de la nueva Junta Local, se decidió pedir a estas dos asociaciones culturales toda la documentación necesaria para demostrar que cumplen los estatutos falleros antes de constituirse como fallas pero, según aseguran desde la entidad, no han presentado la documentación. Desde las fallas consolidadas aseguran que su intención es “buscar una solución consensuada” pero, al tiempo, exigen que las nuevas comisiones cumplan con el reglamento fallero local.

Al concejal de Fiestas le recriminan que desde el Ayuntamiento se le otorguen facilidades a estas dos asociaciones cuando sabe que no cumplen con los estatutos de la Junta Local y piden que los asuntos falleros se diriman en este órgano “como se hace en muchos otros municipios”.

Desde el Ayuntamiento, por su parte, señalan que no pueden no autorizar que una asociación cultural legalmente constituida plante un monumento fallero si los técnicos municipales dan su visto bueno. Aún así, insisten en que la postura del Consistorio es neutral y “de mediación” como ya aseguró hace unas semanas a través de un comunicado.

Entonces, el Ayuntamiento explicó que el único supuesto donde puede intervenir es en la autorización de la ocupación de la vía pública, ajustándose dicha autorización a la normativa en vigor en materia de Bienes de Dominio Público. Independientemente de si la ocupación la pretende una falla, una asociación inscrita en el registro de asociaciones o un grupo de vecinos, el Ayuntamiento, siempre primando el interés general al particular, autorizará si se cumplen los requisitos legales. “Por lo tanto, el resto de cuestiones que afecten a las fallas se quedan en el ámbito privado, y son ellos los que deben resolver sus asuntos”, señalaron desde el Consistorio.

Pese a ello, las fallas creen que la actitud del concejal de Fiestas favorece a una de las partes del conflicto y desde el Consistorio se está “faltando al respeto a la normativa vigente reconocida por el mundo fallero local”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here