El Museu comarcal de l’horta Sud presenta una publicación dedicada a las cebolleras

0
76

Recientemente tuvo lugar al andén del museo la presentación del primero número de la colección Quaderns del Museu Comarcal de l’Horta Sud Josep Ferrís March, dedicat a Les Ceberes.

El trabajo, realizado por Adrià Besó, estuvo presentado por Vicent García Martínez, arquitecto y profesor de proyectos de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Valencia, quien destacó la grande sencillez y modernidad arquitectónica de una construcción planteada para resolver unas necesidades de almacenamiento de las cebollas.

Con el libro se incluye un DVD con un vídeo donde se muestra en realidad virtual el proceso de construcción de una cebollera, así como los planos a escala de todas las construcciones inventariadas.

La cebollera, construcción que un día fue escogida para definir el logotipo del Museu Comarcal de l’Horta Sud al ser considerada uno de los hitos culturales y visuales que a lo largo del siglo XX ha definido el paisaje comarcal, es una construcción relativamente reciente en el paisaje agrario de la huerta, ya que se relaciona con el empuje comercial que experimentó este cultivo a partir de las últimas décadas del siglo XIX. Su función consiste en servir de lugar de almacenamiento de la cebolla desde el momento que se cosecha hasta que el labrador encuentra una buena oferta para venderla. Por lo tanto, se trata de un elemento constructivo producto de unas coordenadas espaciales y temporales concretas, y como tal lleva aparejados unos valores patrimoniales intrínsecos.

Su arquitectura se inspira en la barraca, que se levantaba con una estructura de pies derechos sobre la que se sostenía la cubierta, al mismo tiempo que servía de refuerzo al muro perimetral que se construía con bloques de adobe. La cubierta de la cebollera en su origen también fue de paja, pero con el paso del tiempo fue sustituida por la teja plana alicantina. Durante muchas décadas ha constituido un hito visual presente en el paisaje de l’Horta Sud, sobretodo de Xirivella, Paiporta, Alfafar i Sedaví. Como actualmente ha decaído este cultivo, la cebollera ha perdido su función, por lo que muchas se han deshecho y otras se encuentran en muy mal estado de conservación por carecer de un mantenimiento constante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here