El juzgado de Moncada entrega al padre los tres hijos cuya custodia tenía la madre en Alboraya

0
100

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Moncada ha ejecutado hoy la resolución judicial que ordenaba la entrega al padre de los tres menores de doble nacionalidad española y mexicana que residían en Alboraya con su madre y que ahora deben regresar a México.
Sobre las 9:00 horas de hoy la madre ha acudido a la sede judicial acompañada de sus hijos para que fueran sometidos a un examen psicológico que solicitó ella misma el pasado domingo para intentar impedir la ejecución de la sentencia que obliga a la vuelta de los menores a México.

Tras la exploración de los niños, realizada por facultativos médicos, la juez ha desestimado la petición de la suspensión de la ejecución de la sentencia y ha ordenado que se cumpla el fallo judicial, ratificado posteriormente por la Audiencia Provincial de Valencia y de acuerdo con la Fiscalía y la Abogacía del Estado para dar cumplimiento al Convenio de La Haya.

Un centenar de personas, entre familiares y amigos, han acudido a las puertas del juzgado para tratar de impedir la marcha de los niños entre momentos de gran tensión.

Finalmente, los niños han abandonado el lugar en un furgón policial acompañados de su padre y escoltados por medio centenar de policías y guardias civiles.

Según la resolución dictada hoy mismo por la juez, no existen indicios de que el padre hubiera sometido a maltrato físico o psíquico ni a los menores ni a la madre de estas tal y como ella argumenta ahora para evitar que los niños sean devueltos a México.

La juez califica de “sorprendente” que no se haya hecho referencia anteriorimente a este supuesto maltrato en todo el proceso judicial. “De hecho”, señala la resolución, “en ningún momento de la extensa exploración judicial a la que fueron sometidos los menores, estos manifesaron temor alguno ante la figura paterna”. Sin embargo, también se hace eco de la voluntad expresa de los menores de permanecer en España al estar perfectamente adaptados a su nueva vida.

En ese mismo sentido, la resolución reconoce que los niños están en tratamiento psicológico y que el pasado día 3 de marzo, los tres sufrieron un ataque de ansiedad cuando las autoridades se presentaron en la vivienda para ejecutar la sentencia y fueron repelidos por la presión de amigos y familiares. Sin embargo, también aduce la juez que nada hace pensar que no puedan seguir recibiendo ese tratamiento de manera adecuada en México.

Por todo ello, la juez ha desestimado la petición de suspensión del proceidmiento y ha acordado que los menores sean inmediatamente entregados a su padre en la sede judicial, “ante la conducta obstruccionista a ese cumplimiento que ha mostrado” la madre. Asimismo, ha resuelto que se “proceda a dar efectivo cumplimiento a lo acordado en el auto de 14 de marzo de 2011” por lo que ha ordenado que el padre viaje en un plazo máximo de cuatro días a México con sus tres hijos.

El padre de los menores ha recibido a estos en los Juzgados de Moncada que ha abandonado junto a ellos en una furgoneta escoltada por policías y agentes de la Guardia Civil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here