El juez ordena ampliar la investigación sobre el patrimonio de Crespo a su ex mujer y sus hijos

0
20

El juez Vicente Ríos, que investiga el agujero de 17 millones de euros en la depuradora de Pinedo, conocido como caso Emarsa, ha aceptado la petición del fiscal y ha acordado proseguir con la investigación del patrimonio del alcalde de Manises y vicepresidente de la Diputación, Enrique Crespo, y ampliarla a su ex mujer y sus tres hijos menores de edad para averiguar si el dinero presuntamente malversado “ha podido ser desviado” en beneficio de estos.
Así consta en un auto de fecha 17 de enero, donde el magistrado instructor atiende la petición del fiscal y lo justifica en que no coincide la declaración de actividades y bienes de Crespo, imputado en la causa, publicada por el Ayuntamiento de Manises en enero de 2011 con los depósitos y cuentas que se le adjudicaron en la escritura de liquidación de la sociedad de gananciales tras el divorcio de su mujer y con la propiedad de los valores mobiliarios que mantenía en una entidad y en otras seis cuentas en dos bancos distintos.

El fiscal presentó el 16 de enero un informe en el que exponía la recepción de un informe de la Dependencia Regional de Recaudación de la Agencia Tributaria que ampliaba la investigación patrimonial de Crespo, con el saldo de sus cuentas bancarias a fecha 31 de diciembre de 2010 y un listado de las operaciones notariales realizadas por el alcalde en los últimos años. En él, se destaca una escritura de liquidación de la sociedad de gananciales a raíz de su divorcio, y una donación de 2 de febrero de 2010 a favor de sus hijos.

El matrimonio realizó un inventario de los bienes pertenecientes a la sociedad de gananciales, por importe de 1.800.000 euros, compuesto por inmuebles, vehículos a motor, depósitos bancarios, efectivo en cuentas bancarias de titularidad conjunta y seguros de pensiones, que fue dividido por partes iguales en 900.000 euros.

A Crespo le correspondió una vivienda en Manises, una plaza de aparcamiento, un bungalow en Alicante que vendió por 360.000 euros el 2 de agosto del pasado año, (operación que se deberá verificar, según el juez), dos vehículos, planes de pensiones, dos depósitos bancarios por valor de 190.000 euros en dos entidades y una cuenta en una tercera con 4.443 euros.

Además, constaba una donación a los hijos de una vivienda, una plaza de aparcamiento, un trastero, aportaciones obligatorias al capital social de una entidad y una imposición a plazo en otra, por valor de 35.075 y 125.000 euros, respectivamente.

El fiscal expone que el 27 de enero de 2011 el Ayuntamiento de Manises publicó el edicto sobre sus bienes, donde declara un activo de 203.495 euros y otros por importe de 210.421 y un pasivo hasta 50.000 euros y hacía constar que en todas las fincas a las que se hace referencia en la escritura de donación y en la de liquidación se hacía constar que estaban libres de cargas y gravámenes.

Por todo ello, el magistrado cree que se plantea una “ineludible necesidad” de seguir investigando el patrimonio de Crespo, de conformidad con el artículo 122 del Código Penal, que establece que aquella persona que, por título lucrativo, hubiera participado de los efectos de un delito o falta, “está obligado a la restitución de la cosa o al resarcimiento del daño hasta la cuantía de su participación”, investigación que sostiene se debe extender a su ex mujer e hijos “con el fin de averiguar si el dinero presuntamente malversado ha podido ser desviado en beneficio de éstos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here