El interventor confirma la sospecha del PSPV de que algunos expedientes de apertura de negocios no se concluían

0
70

El Gobierno municipal de Rocafort derogó la tasa por licencia de apertura de establecimientos alegando que eso “significaría un impulso para el comercio local”. El grupo municipal socialista denunció entonces que esa tasa se aplicaba de manera irregular pues había diferente entre los expedientes de apertura iniciados y los que finalmente se liquidaban.
Ahora, un informe del interventor parece dar la razón a los socialistas al afirmar que “los expedientes se inician por Urbanismo pero no se concluyen, cuando la presentación de la solicitud determinaba el momento del devengo de la tasa, y por ende, la obligación de practicar la liquidación en el momento de resolver el expediente”.

Según la Intervención Municipal, “la falta de terminación de los expedientes puede haber dado lugar a una pérdida de ingresos motivada fundamentalmente por la prescripción de aquellos anteriores a 4 años”.

Además, desde el PSPV, aseguran que la normativa general del Estado ya había eliminado una parte de esta Tasa en 2006, y que la modificación de la Ley de Bases de Régimen Local, incluida en 2010, la derogaba.

Según los socialistas, ante el informe de intervención, el presidente de la Comisión de Hacienda, Alejandro Llácer, “ha trasladado cualquier responsabilidad a los funcionarios”.

La portavoz socialista, y candidata a la Alcaldía, Amparo Sampedro ha declarado al respecto que “culpar a los técnicos y a los funcionarios, como ha hecho hoy, es una táctica que también comparte con el alcalde, cuando los datos desvelan su incompetencia en la gestión”.

Y ha añadido que “ya está claro que derogó una Tasa (inexistente) para “borrar” los 8 años de pésima gestión y que sabía, que, tarde o temprano, saldría a la luz por las quejas de diversos contribuyentes que llevaban tiempo oliéndose que algo iba mal”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here