El Hospital Militar encuentra en la voz de más de 3.500 vecinos su mejor defensa

0
32

Con una semana de retraso, pues el primer intento tuvo que suspenderse a causa de la lluvia, la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Mislata ha conseguido sacar a la calle a más de 3.500 vecinos para exigir una sanidad pública y de calidad y la no adscripción de la ciudad al departamento de salud del hospital de Manises, de gestión privada.
Más de setenta años de historia convierten al Hospital Militar en un testigo de excepción de la historia reciente de Mislata. Sin embargo, el 24 de septiembre de 2009 puede pasar a la historia como la fecha en la que miles de mislateros alzaron la voz para exigir que se dignifique, se invierta y se dote de los recursos necesarios a este centro hospitalario y evitar así que los mislateros tengan que trasladarse a Manises.

Con pancartas con consignas como ‘Hospital Militar de todos’, ‘Centro de Especialidades para Mislata ¡ya!’ y ‘Por una Mislata digna’, la marcha ha partido de la puerta de urgencias del Hospital Militar en la calle de Dolores Ibárruri para recorrer gran parte de San Antonio y Gregorio Gea, las dos arterias de la ciudad, y desembocar en la plaza del Ayuntamiento donde, en su interior, se desarrollaba un pleno ordinario justo en ese momento, sobre las 20.30 horas.

La Coordinadora ha conseguido convertir su reivindicación, la de los vecinos, al fin y al cabo, en una de las manifestaciones más multitudinarias de la historia de Mislata. La lucha por una sanidad pública y de calidad ha calado entre los mislateros.

Promesas incumplidas

El portavoz de la Coordinadora, Jualián Martínez, encargado de dar el parlamento final, recalcó la defensa de la dignidad del pueblo que reside en estas protestas y aludió, al respecto, a las promesas incumplidas desde la Generalitat respecto al Hospital Militar pues, según recordó, el president de la Generalitat, Francisco Camps, aseguró que su intención era convertir el citado hospital en un “centro de referencia para toda España”.

Los convocantes aseguran, sin embargo, que su intención parece más bien “acabar cerrando el hospital” ya que “los especialistas que se han ido marchando no han sido sustituidos en el año y medio que ha pasado desde que se transfirió el Hospital Militar del Ministerio de Defensa al sistema sanitario público valenciano”. Y todo a pesar de que la Conselleria sigue defendiendo su compromiso, ratificado hace unos días, de convertir el hospital en un centro de especialidades completo para los vecinos de Mislata.

Cuestión económica

Para los vecinos de Mislata, su reciente adscripción al departamento de Manises, a pesar de formar parte hasta ahora de la zona regia por el mejor hospital valenciano, La Fe, y a pesar también de tener un centro en buenas condiciones en su propio término municipal, compartido con Quart de Poblet, se debe tan sólo a “una cuestión económica”.

En ese sentido, alegan que los 850 euros anuales por cada persona de su ámbito de actuación que el hospital de Manises, gestionado por una empresa privada, recibirá de la Generalitat, han convertido a los mislateros en un “apetecible negociete”.

Apoyo de la oposición

Con la destacada ausencia del equipo de Gobierno y del PP, recordada varias veces durante el recorrido al grito de “Corredera, ¿donde estás?”, la marcha ha contado con la presencia de los grupos de la oposición, PSPV y EU, así como de las formaciones Coalición Valenciana, Iniciativa per Mislata y el sindicato UGT.

Pese a ello, la Coordinadora ha querido reiterar que la manifestación no está manipulada por ningún grupo político, como afirmó el alcalde del municipio para justificar su ausencia de la misma, y ha insistido en que la organización response a los intereses de los vecinos ya que “todos nos ponemos enfermos, los de derechas, los de izquierdas, los que piensan en rojo, los que lo hacen en verde y hasta los que no piensan”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here