El grupo Los Claveles Rojos celebra sus 55 años de ‘rondalles’ presentando un segundo álbum en el Capitolio de Godella

0
144

claveles rojos godellaDesde que aquellos seis chicos –casi niños– empezaron a juntarse en casa de José Antonio Ferrando Navarro para ensayar los boleros, las habaneras, los valses con los que rondar a las chicas de Godella, han pasado ya 55 años. Cinco de los seis continúan fieles a sus inicios “eso sí, ya no les rondamos más que a nuestras mujeres”, reconoce Ferrando quien explica que uno de los secretos de la longevidad del grupo reside en la incorporación de éstas como voces.

“Llegó un momento en el que era más fácil decirles a nuestras novias y esposas que nos acompañaran que explicarles qué hacíamos hasta las 5 de la mañana tocando en otros balcones”, cuenta entre risas José Caballer Lerma a Ràdio Godella.

Los Claveles Rojos celebraron su 55 aniversario, el pasado sábado, en el teatro Capitolio, con la presentación de su segundo disco, grabado en los Estudios Morgana. Un trabajo que había despertado gran expectativa en el pueblo que no dudó en acudir al concierto y completar el aforo. La gala, presentada por Ana Marco Lloréns y por María Jesús Ferrando y Carles Cano estuvo dividida en tres partes.

En la primera, el protagonismo fue acaparado exclusivamente por la rondalla que interpretó Aires Andaluces, Don Gil de Alcalá y La Mesonera de Tordesillas. Salvador Caballer Tarín fue el solista en Recuerdos de la Halambra y los bailarines Roser Galindo y Ernest Machí acompañaron el Bolero de l’Alcúdia antes de La Leyenda del Beso, con la que se cerró el primer acto.

La segunda parte empezó con la Historia de un amor i continuó con la voz de José Orts Bargues, que ejerció de solista en Yo te diré. María José Miguel Serra le tomó el relevo en Qué bonito amor y, después de Ansiedad, Ana Marco Lloréns interpretó Paraules d’amor, todos ellos, siempre, bajo el acompañamiento de la rondalla Claveles Rojos. Para el final del segundo acto, la artista invitada fue Sabina Vidal quien cantó El colibrí y la flor y el pasodoble de Carlos Cano, Macarena.

Por último, se sumó a la fiesta la Coral Polifónica de Rocafort que, dirigida por Carlos Pastor, interpretó El Mareny y La Gavina. La velada se cerró con una prolongada entrega de reconocimientos y agradecimientos a todas las personas y entidades que han participado en el desarrollo y grabación del nuevo CD de la formación que ya está a la venta. I para despedirse, a modo de bis, la pieza Claveles Rojos, con la que cierran siempre sus conciertos y que da nombre a la rondalla.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here