El Gobierno local retira las ayudas para material escolar a los alumnos del Virgen de la Salud por ser concertado

0
38

El pasado jueves, un grupo de padres de alumnos del colegio concertado Virgen de la Salud protagonizaron una tensa sesión plenaria a la que asistieron con pancartas para evidenciar su malestar por la decisión del equipo de Gobierno de retirar las ayudas para material escolar a los alumnos de este centro, precisamente, por ser concertado ya que se han mantenido para los alumnos de los colegios públicos.
Según explica el concejal y portavoz de EU, partido que gobierna en coalición con el PSPV, Joan Antoni Pérez, la situación económica ha obligado al Consistorio a recortar de muchas partidas y, entre ellas, la de las becas para la escolarización que se han preferido otorgar a los alumnos de los colegios públicos antes que los del centro concertado porque “sus circunstancias no son las mismas”.

Con ello, se ha referido a que las familias que llevan a sus hijos a colegios concertados tienen un poder adquisitivo más elevado al tiempo que ha defendido que “todos los alumnos de la concertada tienen plaza en los seis colegios públicos de Xirivella” si quieren optar a las ayudas para el próximo curso.

Por otra parte, ha recordado que si hay familias del colegio Virgen de la Salud cuyos progenitores están los dos en el paro, el Ayuntamiento contempla ayudas para la escolarización de sus hijos, independientemente del colegio en el que estén matriculados.

Sin embargo, los padres de los estudiantes del Virgen de la Salud no comparten esta argumentación y el pasado jueves se presentaron en el pleno extraordinario ataviados con pancartas y defendiendo la igualdad de todos los vecinos de Xirivella para acceder a las ayudas municipales.

Al parecer, el alcalde, Josep Soriano, les concedió un turno de ruegos y preguntas, a pesar de ser un pleno extraordinario que nada tenía que ver con el tema de la protesta, al final de la sesión plenaria. Sin embargo, el ambiente se fue caldeando y, finalmente, el alcalde decidió retirar su oferta y dar por finalizado el pleno sin el turno de ruegos y preguntas para evitar males mayores ya que, asegura el primer teniente de alcalde, desde el público se profirieron insultos y una persona se llegó a levantar interrumpiendo el pleno para exigir la finalización del mismo.

Ante esta situación, el equipo de Gobierno planteó a los padres allí congregados la opción de reunirse con una representación del grupo formada por cinco personas. Los padres rechazaron la oferta, según Pérez, porque querían que en la reunión estuvieran todos los padres congregados.

Los padres, indignados

Por su parte, los padres que acudieron a la sesión plenaria han mostrado su indignación por lo que consideran un “desprecio” por parte del alcalde y su equipo de Gobierno al no darles explicaciones de la finalización del pleno sin el turno de preguntas prometido.

Consideran que la supresión de ayudas al colegio concertado incumple el derecho fundamental a la igualdad de todos los ciudadanos y no dudan en tachar la medida del equipo de Gobierno de “ilegal”.

“Y lo que es más grave, coloca a los padres de los alumnos afectados en la difícil tesitura de tener que explicar a sus hijos cuáles son las causas o los motivos por los que el Gobierno municipal los discrimina de esta forma”, señalan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here