El Gobierno de Godella acusa a la oposición de poner en peligro una subvención de 220.000 euros para servicios sociales

0
161

Los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Godella, que suman mayoría de conejales en el pleno, han tumbado la propuesta del Gobierno municipal (Compromís, PSOE y EU) de convertir los servicios sociales que presta el Consistorio en servicios esenciales para poder acceder a una subvención de cerca de 220.000 euros de la Generalitat para la contratación de más personal.

Canviem Entre Tots (CET), PP y Ciudadanos votaron en contra de la propuesta a pesar de que, según fuentes municipales, se trata de una medida “necesaria” para poder hacer nuevas contrataciones o ampliar contratos ya existentes ya que, según la Ley de Estabilidad Presupuestaria aprobada por el Gobierno central, las administraciones públicas no pueden contratar personal salvo para los servicios considerados esenciales.

Dado que la Generalitat tiene aprobada para Godella una partida de 219.800 euros destinada, principalmente, a la contratación de personal para este fin, “la aprobación de esta nueva consideración para los Servicios Sociales municipales resultaba trascendental”, señalan desde el equipo de Gobierno. Sin embargo, su ex socio de Gobierno CET votó, junto al Partido Popular y a Ciudadanos, para rechazar la propuesta.

“CET Godella, siguiendo la filosofía de Podemos, considera fundamentales los Servicios Sociales y por ello siempre votará sí a cualquier propuesta que los mejore”, afirmó la concejala de Canviem Entre Tots, Rebeca Sanhermelando, quien puntualizó que, no obstante, “se opondrá a esta propuesta por la opacidad de la gestión de los Servicios Sociales municipales, porque el aumento de personal que se pretende es indeterminado y porque no existe cobertura presupuestaria para el aumento solicitado”.

La réplica se la planteó el propio concejal de Bienestar Social, Promoción Económica y Hacienda, Salvador Soler, quien aseguró que “el personal que tiene Godella hasta el momento, prácticamente lo paga en su totalidad el Ayuntamiento ya que la aportación de la Generalitat de 73.500 euros no es suficiente como para cubrir los salarios de las tres trabajadoras sociales (dos a tiempo completo y una a media jornada) más las necesidades de la población”.

“Con esta ayuda dirigida a la contratación de personal, no solamente se cubriría esta partida sino que podríamos contratar a un educador social a jornada completa y a otro más en media jornada; pero lo que me preocupa es que con su rechazo, obstaculicemos y pongamos en peligro la posibilidad de que nos lleguen 220.000 euros para Servicios Sociales, pero que cada cuál, después, lo explique”, declaró Soler.

Para Ciudadanos, la propuesta resultó “ambigua” y su portavoz, Vicente Calatayud, argumentó que “hasta la fecha no hemos sido capaces de cubrir correctamente los servicios esenciales a los que por ley estamos obligados, por ello no creemos oportuno añadir nuevos servicios esenciales cuando ya no cumplimos los que deberíamos estar realizando”.

“Al final se trata de tener 73.500 euros, como teníamos en 2016 o tener 220.000 euros”, recordó el concejal de Modernización, Transparencia y Contratación, Joan Alonso. “Es una subvención nominativa que ya tenemos concedida en el Presupuesto de 2017 de la Generalitat Valenciana y, con su negativa, lo único que van a conseguir es obstaculizar la posibilidad de que el Ayuntamiento de Godella pueda justificar la prestación de un servicio que permitiría atender a las personas en situación de dependencia no reconocida; si quieren asumir esa responsabilidad, allá ustedes”, concluyó.

La concejala Araceli Cuenca fue la encargada de exponer los motivos del PP para votar en contra entre los que destacó que, “en realidad, el hecho de declarar los Servicios Sociales como servicios esenciales es para levantar la excepcionalidad y poder contratar a más personal, además, no se debe hacer una gestión directa de los Servicios Sociales porque no se considera que la competencia sea de los ayuntamientos sino de las autonomías y lo que debería hacer este Ayuntamiento es conminar a la Generalitat a que resuelva este problema y que el servicio esté financiado en su totalidad”.

Por su parte, el concejal de Juventud, Biblioteca y Promoción del Valenciano, Joan Cardo, apuntó: “me llama la atención que todas las personas que aquí han estado hablando hayan afirmado que los Servicios Sociales son imprescindibles y, bien, todo es manifiestamente mejorable pero si en este momento existe la posibilidad de recibir un dinero que va a repercutir en la mejora del servicio y en el beneficio de los ciudadanos no entiendo que se diga que no”.

Por último, la alcaldesa de Godella, Eva Sanchis, cerró el debate dirigiéndose principalmente a sus ex socios de gobierno manifestando que el voto en contra del Partido Popular y de Ciudadanos se lo podían esperar pero no el de Podemos: “si nosotros no declaramos este servicio como esencial podemos tener problemas a la hora de contratar a esas personas. Esperemos que por su voto en contra no perdamos este dinero. Pero las concejalas de CET tendrán que justificar ante su partido el sentido de su voto en esta materia ya que sus compañeros están votando esta moción a favor en todos los municipios en que se está presentando. A ver cómo explican que han votado para que Godella pierda este dinero destinado a Servicios Sociales y a favor de una ley del Partido Popular que lo único que ha hecho es ponernos una camisa de fuerza a los ayuntamientos y quitarnos todas las competencias”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here