El fiscal pide 8 años de prisión para el hombre acusado de hacer explotar dos bombonas de butano y herir a 3 personas

0
47

Un hombre acusado de hacer explotar dos bombonas de butano en su domicilio de Almàssera y de herir a tres vecinos, uno de ellos menor, ha afirmado este lunes en la sección segunda de la Audiencia Provincial de Valencia que ese día tomó “muchas” pastillas y que no recuerda “nada” de la explosión.
El acusado ha indicado que quería quitarse la vida “por inhalación de gas” y que se fumó “el último cigarrillo”, pero antes de abrir las espitas y que luego ya no sabe lo que pasó.

El ministerio fiscal pide para este hombre, sin antecedentes penales, una pena de ocho años de prisión por un delito de incendio con riesgo para las personas y tres faltas de lesiones; además, le impone una multa de 1.800 euros.

El hombre padece una esquizofrenia paranoide, y en situaciones de cuadro agudo de su enfermedad, su inteligencia y voluntad se encuentran abolidas. Sin embargo, en la noche de los hechos, el 19 de noviembre de 2008, no presentaba ningún cuadro de estas características, según consta en el informe médico forense.

El acusado ha explicado que planeó ese día quitarse la vida pero “con inhalación de gas”. Así, ha indicado que entre las 22 y las 00 horas, se tomó “muchas” pastillas para dormir, tales como diazepán o dormidina, y colocó dos botellas de butano que había comprado en una gasolinera, de seis kilogramos cada una, junto a su cama.

Antes de abrirlas, ha comentado que se fumó “el último cigarrillo antes de morir”, que ha definido como “cigarro de la despedida”, y luego abrió las espitas de las bombonas, se tumbó y se quedó dormido. Así, el hombre no recuerda ningún tipo de explosión, y ha indicado que tampoco la provocó.

Lo siguiente que recuerda es que salió de su casa por una ventana del comedor, y vio un tumulto de gente. “No recuerdo que explosionaran las botellas, había tomado muchas pastillas y luego no me enteré de nada. No lo recuerdo, no era consciente”.

El hombre, que en el momento de los hechos seguía tomándose su medicación pero no acudía a sus citas con el psiquiatra, ha señalado que tras salir de allí se fue a casa de su madre, pero tampoco recuerda lo que le dijo. La mujer contó, según ha indicado el fiscal, que cuando llegó le comentó que se había intentado suicidar pero que “había fallado el fuego”. “Todo esto me lo ha dicho mi madre, pero yo no lo recuerdo”, ha insistido.

Frente a esta versión, el fiscal mantiene que el hombre abrió las espitas de las bombonas y encendió un mechero, lo que provocó una enorme explosión seguida de un incendio que causó daños no sólo en su vivienda, sino también en el propio edificio y en los colindantes y casas vecinas, así como en vehículos estacionados en las proximidades. También resultaron heridas tres personas, entre ellas, una menor.

En concreto, resultaron dañados tres vehículos, cuyos daños tasados pericialmente ascendían a 18.659 euros. Además, 16 edificios y viviendas resultaron siniestrados a consecuencia de la explosión y el incendio posterior.

Por su parte, un hombre sufrió una contusión en la pelvis izquierda y un esguince grado uno en ligamento colateral de codo; una mujer padeció un cuadro de ansiedad; y una menor sufrió un síndrome postconmocional. Para el primero, el fiscal reclama una indemnización de 1.680 euros; para la segunda, 5.685 euros; y para la tercera, 5.846.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here