Quantcast

El ex inspector de la Policía Local, imputado por sustraer documentos y bienes del despacho de la alcaldesa

El cruce de denuncias judiciales en la Pobla de Farnals parece no tener fin. Después de acusar a la actual alcaldesa del municipio, Natividad García, de guardar 200.000 euros en el retén de la policía local, el entonces jefe del cuerpo y actual ex inspector, Carlos Orenga, ha sido imputado por la Fiscalía a tenor de tres expedientes disciplinarios abiertos por la primer edil en los que le acusa de sustraer diversos bienes y documentos del despacho de Alcaldía.
Según el fiscal instructor, que inició las investigaciones a instancias de la remisión de unos expedientes disciplinarios por parte del Ayuntamiento de La Pobla de Farnals, interesa remitir los expedientes al juzgado competente “ante la presencia de hechos que pueden ser constitutivos de un delito de infidelidad en la custodia de documentos y/o malversación de caudales públicos” por parte de Carlos Orenga.

Al parecer, “hay indicios de que el mismo, en su condición de inspector de la Policía Local, hubiera sustraído, bien para sus uso personal o para cualquier otro distinto al uso público legalmente previsto, diversos bienes y documentos del despacho de la alcaldesa” por lo que “interesa que sea investigado judicialmente y se reciba al denunciado declaración judicial de imputado”.

La Fiscal Jefe de Valencia remitió al Juzgado Decano de Massamagrell la información el pasado 1 de febrero para que se incoe el oportuno procedimiento penal contra Orenga.

Los problemas entre la alcaldesa y Orenga comenzaron cuando García lo destituyó como inspector jefe y lo relegó a segunda actividad. Entonces, el ex inspector denunció que García, poco tiempo después de acceder al cargo, guardó 200.000 euros en metálico en el retén de la Policía Local, hecho por el que ha tenido que declarar en el Juzgado hace unos días.

Antes de que la edil suspendiera de empleo y sueldo a Orenga, tuvo tiempo de abrirle tres expedientes disciplinarios en los que le acusa de robo de bienes y documentos de su despacho. El último, perpetrado el 24 de junio de 2009, noche de San Juan, cuando, al parecer, se sustrajeron documentos públicos y privados del interior de las dependencias municipales que se encontraban cerradas y con sistemas de seguridad “que tenía a su cargo –Carlos Orenga- por razón de sus funciones”, según relata el expediente.

En el documento se dice, además, que las “cámaras de seguridad se encontraban sin funcionamiento el día de los hechos” y que, según la empresa de seguridad, “dichas cámaras se encontraban desconectadas, que dos de las mismas no funcionaban correctamente” y que los agentes “desconocen el funcionamiento de las mismas ya que el máximo responsable de la seguridad del Ayuntamiento, era el entonces inspector jefe de la policía local”.

La Fiscalía ve suficientes indicios para iniciar un proceso penal contra el ex inspector de la Policía Local de la Pobla con quien este medio ha intentado ponerse en contacto sin éxito. © Hortanoticias


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *