El ex alcalde Sanchis renuncia a su acta de concejal por la “persecución” judicial de la que se siente objeto

0
88

El concejal de la Pobla de Farnals y alcalde socialista durante veinte años, José Vicente Sanchis, ha presentado la renuncia a su acta de concejal para abandonar el Consistorio y la vida política en todos sus ámbitos. Alegando motivos personales, Sanchis se va para evitar que la “persecución” judicial de la que se siente objeto pueda perjudicar la gestión municipal y “el bienestar de todos los vecinos”.
En un comunicado dirigido a los ciudadanos de la Pobla, el que fuera candidato por el PSPV en las últimas municipales y firmante de la moción de censura contra el alcalde del PP José Manuel Peralta a favor de la edil tránsfuga Natividad García, ha insistido en que las denuncias presentadas contra su persona “no van más allá del intento de manchar” su imagen “y la de otras personas que han trabajado junto a mí por este pueblo como políticos o técnicos”.

Para Sanchis, el centro de las “malintencionadas acusaciones” es él mismo y la causa, “haber sido alcalde durante 20 años, por haber sabido ganar” el apoyo de los vecinos “y haber podido hacer frente a quienes han querido tener el poder por intereses oscuros y personalistas”.

En ese sentido, ha recordado que todas las denuncias presentadas en su día “por un partido conservador fueron archivadas porque la gestión había sido honrada y la autoridad judicial siempre sentenció que no había delito alguno” y se ha referido a la última denuncia presentada por lo que el llama “un vecino”, entre comillas.

Para el ex alcalde, que el fiscal haya decidido estudiar los dos expedientes denunciados y las cuentas, gastos e ingresos, desde 2005 hasta 2010 es “bueno” y recuerda que él ya solicitó que se investigara la gestión de los últimos tres alcaldes empezando por la suya “para disipar dudas”.

La carta, de la que se desprende cierta decepción, hace un repaso a los logros e infraestructuras ejecutadas durante sus veinte años de mandato para justificar el “trabajo colectivo” de todos los concejales que han integrado las cinco corporaciones que ha presidido.

“Pero hay que hacer memoria y recordar que los solares denunciados por ‘un vecino’ fueron aprobados por unanimidad de todos los grupos (el PP, el PSOE, EU y la AIPF). Fueron Aprobados en Pleno, con el visto bueno de Secretaría y de los técnicos, lo cual es una garantía de cumplimiento de la legalidad”, insiste Sanchis, quien recuerda, además, que las licencias solamente las concedía el concejal delegado de EU cuando los técnicos certificaban que la obra solicitada cumplía el Plan General.

Insiste en que “todo se hizo según la Ley, como lo prueban los informes jurídicos y técnicos. Y por eso, por estar de acuerdo a Ley, los convenios y los precios se aprobaban por unanimidad, de acuerdo con los informes de los técnicos municipales”.

Convencido de haber cumplido escrupulosamente con la legalidad y la honestidad, asegura que no rehuye la investigación y, además, colaborará con la justicia cuando sea requerido “para que cuanto antes lo resuelvan, antes podamos demostrar que las acusaciones son interesadas, falsas, malintencionadas y que los denunciantes no buscan que brille la verdad o la justicia. Persiguen un solo objetivo: lograr la alcaldía mediante el uso de las malas artes”.

Sanchis, quien reconoce que nunca le ha resultado fácil esta situación, asegura estar más dolido ahora “porque por la insistencia, por el acoso al que me veo sometido, también resulta dolorosa para mi familia”. Una familia que, recuerda, han soportado durante años que les redujera su atención para dedicarla al pueblo y, por ello, “no entienden que el final de tanta renuncia y entrega personal pueda acabar así”.

Así, el ex alcalde asegura que sólo encuentra una salida coherente ante esta situación: colaborar con la justicia para que salga a luz la verdad y al mismo tiempo, dejar la actividad política en todos sus aspectos y entregar su acta de concejal ya que el tiempo que queda de legislatura será de campaña electoral y a él ya no le incumbe porque no repite como candidato.

“Entiendo que ya es hora de poder compensar a mi familia por el tiempo que les he quitado. Dedicarme a lo que ha sido mi verdadera vocación: el estudio y la formación. Dejar de ser un centro de atención de la vida política local y con ello, evitar que la persecución contra mi persona perjudique la gestión municipal y el bienestar todos vosotros, mi pueblo, en estos tiempos tan difíciles que nos toca vivir”, concluye su misiva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here