El emprendedor como nuevo chamán social

0
125

Vivir a la moda es adaptar la coyuntura a las necesidades del entorno. El hándicap es la facilidad con que ese mismo entorno es fácilmente manipulado por los poderes de facto de la sociedad: político, económico y mediático. Potenciales que cada vez, y siempre en perjuicio del ciudadano, cohabitan con mayor sinergia.

Todo está peligrosamente relacionado. Quizás por esa razón, en un país dirigido por la derecha representativa de las potencias económicas, con capacidad para la manipulación informativa mediante la alianza con los grandes gurús mediáticos (potencias económicas), la solución al (en mi opinión mayor problema en España) alto nivel de desempleo de la sociedad es dejar la responsabilidad de diseñar su camino laboral al propio ciudadano.

Emprender es la palabra gurú, la solución a los problemas. El emprendedor es el buen ciudadano porque, “la riqueza de un país se mide por sus emprendedores y no por sus empresarios” (gobierno dixit). No, ahora ya no “mola” ser empresario, eso es “casta” y lleva demasiadas connotaciones negativas en una sociedad donde parte de la corrupción que tiene manchada la marca y reputación del Estado ha nacido de este sector. Lo verdaderamente “in” es ser emprendedor.

forges

Por el contrario, la fuerte campaña de márqueting diseñada por el poder gubernamental considera que no emprender es no ser solidario, no tener iniciativa, no ser responsable ni como agente social ni como persona, porque eres un conformista, un acomodaticio, casi un agente pasivo que entorpece el avance de la sociedad para quien, por supuesto, eres una losa, un fracasado.

La ofensiva publicitaria para manipular mentalidades ha sido tan estruendosa y potente que intenta hacernos olvidar que la potenciación de la necesidad de emprender es una campaña creada e impulsada por unas instituciones dirigidas desde la derecha. Esa ideología que prima la propiedad privada frente a la pública, que recompensa por resultados económicos, que favorece determinadas leyes del mercado, que prioriza la riqueza de una determinada clase social y potencia la competitividad sin atender la necesidad de la res pública, es decir, una mentalidad donde prevalece el conservadurismo y proteccionismo frente al progreso y la igualdad de oportunidades.

La situación, siendo peligrosa, adquiere verdadera alerta social cuando se implanta como principio educativo entre los más jóvenes. Y ahí ya hemos llegado.

No solo han proliferado centenares de negocios al amparo de esta nueva solución mesiánica a la crisis sino que la fortaleza del mensaje comienza a injerir en el temario educativo del joven estudiante. Solo unos días en contacto con la comunidad universitaria me ha permitido comprobar el potencial que ha adquirido la campaña ser emprendedor y su consiguiente peligro.

Ahora todos los jóvenes tienen ideas que, por supuesto se van a premiar porque la nueva sociedad recompensa la creatividad. Lo que no muestra la fuerte campaña es que España es el país con más autónomos de todo el continente europeo, (según datos estadísticos de infoautónomos las altas de autónomos en 2013 fueron un 42, 3 % mayor que las registradas en 2010.

Y lo más peligroso, el mensaje del gobierno del PP esconde que el derecho al trabajo es un derecho fundamental que recoge la legislación internacional y que ha de ser favorecido, promovido y facilitado por las instituciones siendo uno de los deberes de los responsables y no un agente externo que se regule por iniciativa popular.

Yolanda Damià | @YolandaDamia | Periodista | http://yolandadamia.blogspot.com.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here