El dinero está en el mercado de divisas

0
78

Forex-flows

Cinco billones de dólares americanos diarios. Billones. Diarios. Esa es la cantidad aproximada de dinero que el mercado internacional de divisas (también conocido como Forex) mueve cada día del año, operando en tan solo 24 horas el volumen de un mes en la bolsa de Wall Street. Unas magnitudes económicas que, junto a la seguridad de inversión que ofrece, han llevado al Forex a convertirse en el espacio preferido de inversores financieros y transaccioniscitas, superando por mucho las operaciones bursátiles clásicas. El mercado de divisas es la piscina perfecta para los tiburones de las finanzas.

Formado en la decada de 1970, el Forex nació como método de ayuda a las transacciones internacionales, facilitando el flujo monetario entre diferentes divisas y tipos de cambio. Por ejemplo, una empresa francesa dispuesta a realizar negocios con los Estados Unidos puede vender y comprar rápidamente dólares a cambio de euros. Así, con el paso de los años el mercado moderno de divisas ha llegado a convertirse en un gigante económico gracias a su enorme volumen de negociación, la liquidez extrema de su mercado, su dispersión geográfica y, también, su largo horario de negociación, abierto 24 horas al día de lunes a viernes.

Razones como estas han hecho que el mercado de divisas haya superado a la Bolsa clásica como espacio predilecto de los inversores. Especialmente el hecho de que el Forex sea un mercado mundial abierto día y noche permite, en primer lugar, su superioridad operativa en términos temporales y, segundo, la reducción de costos en tributación y plusvalías por su carácter descentralizado y sin ubicación física fija. Además, en las operaciones Forex se puede minimizar el impacto de pérdidas y caídas bruscas del mercado mediante ciertos movimientos irreproducibles en el mercado bursátil. Uno de estos sería el apalancamiento, un préstamo que facilita el acceso a las operaciones (al permitir al inversor actuar con 1.000 dólares como si dispusiera de 100.000) y favorece al transaccionista frente a la rigidez del mercado tradicional.

Dólares-bolivares

En resumen, mayor liquidez, flexibilidad y seguridad han colocado al Forex en el objetivo de muchos inversionistas que antes apuntaban sus ojos hacia Nueva York, Londres o Madrid. Entre ellos, los más destacados son instituciones financieras que entran en el mercado de forma especulativa, bancos centrales con el objetivo de defender el interés de sus respectivas economías nacionales y compañías comerciales. Aunque, pese a todo, el paso de los años y el hecho de que el mercado internacional de divisas se haya mostrado como un lugar de inversión segura han ayudado a la proliferación de un cuarto elemento en la ecuación: los intermediarios que prestan su servicio a inversores particulares.

Visto el nivel de liquidez y seguridad que ofrece el Forex, las empresas de análisis y prestación de servicios en los mercados de divisas han surgido como una opción muy recurrente a la hora de invertir dinero. Una especie de corredores de bolsa de este otro mercado, los intermediaros Forex ofrecen su servicio con la garantía de que su mercado se haya convertido en el más seguro del mundo financiero moderno. Estos “brokers” permiten al inversor obtener beneficios en el mercado a través de programas, movimientos o canales de inversión que, a través de su intervención directa o no, le reportan beneficios tangibles a corto y largo plazo.

Sin ninguna duda, las empresas de análisis y prestación de servicios en el mercado de divisas son la punta de lanza para pequeños y medianos inversionistas, aquellos que buscan iniciar una carrera de beneficios en las transacciones internacionales y prefieren ya no acudir a la bolsa clásica.  Además, este tipo de empresa, el de intermediaria del mercado de divisas, suele facilitar también al cliente los programas y aplicaciones necesarias para comenzar una aventura personal en los mercados Forex. El lugar más seguro, activo y global en el que uno puede colocar su dinero a día de hoy. La piscina de cualquier tiburón que se precie.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here