El detenido por intentar atracar un estanco en Xirivella pasará mañana a disposición judicial

0
154

Xirivella-atraco-estanco-pistola

El detenido por intentar atracar un estanco en Xirivella permanece en estos momentos en dependencias policiales a la espera de pasar mañana a disposición judicial, según han confirmado fuentes de la Policía Nacional.

El atracador, natural de Xirivella y con antecedentes penales, fue trasladado al Hospital General de Valencia al presentar heridas en la mano provocadas al manipular el arma, no por arma de fuego, según ha especificado la Policía Nacional.

Tras curarse de las heridas, el detenido fue trasladado a dependencias policiales donde permanece en este momento.

Tal y como informó a última hora de ayer Hortanoticias, el incidente ocurrió ayer sobre las 20 horas en un estanco situado en la calle Sant Antoni, una de las más céntricas de Xirivella, donde entró el atracador, de 58 años, con la intención de sustraer el dinero recaudado.

En el momento en que pedía el dinero al estanquero, entró un cliente y el atracador se despistó, circunstancia que aprovechó el vendedor para quitarle el arma.

El cliente salió entonces del local para pedir ayuda, y los agentes de una patrulla de la Policía Local que circulaba por esa calle entraron al estanco y vieron a una persona empuñando el arma.

Se produjeron momentos de confusión, dado que los agentes pidieron a la persona que empuñaba el arma que la soltara, sin que supieran que se la había arrebatado al atracador.

Según la Policía Nacional, el vendedor logró arrebatar el arma al atracador y en ese momento llegó un policía local, y en medio de la confusión, soltó el arma y el ladrón la cogió.

Tras recuperar la pistola, el ladrón salió corriendo a pie, realizando varios disparos, mientras la Policía alertaba a los vecinos que estaban en la vía pública de que se refugiaran en locales comerciales o viviendas.

Durante la persecución, el agente de la Policía Local contó con la ayuda de un policía nacional fuera de servicio, y se produjo un intercambio de disparos. Finalmente pudieron reducir al hombre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here