El debate sobre la crisis económica acaba por hacer saltar el polvorín en que Gobierno y oposición municipal han convertido el Pleno

0
62

Apenas 24 horas después del incidente más lamentable vivido en el salón de plenos de Mislata, las voces que llegan desde el municipio de l’Horta entonan un cuasi simultáneo “se veía venir” y es que la tensión entre los dos principales partidos del municipio (PP y PSPV) es evidente desde hace meses aunque el resultado final ha sorprendido al más pintado.

+ El pleno ordinario acaba con un concejal y un vecino enzarzados a puñetazos
+ El concejal Vicente López denuncia por agresión al militante del PSOE y medita abandonar la política
+ El PP exige la expulsión del militante socialista acusado de agredir al concejal Vicente López
+ El PSPV reclama al alcalde que reconozca que López “insultó y provocó” a varios vecinos
+ La Coordinadora de AVV condena los hechos y pide “sensatez” para evitar que se repitan
+ El PSPV de Mislata condena el incidente y pide tranquilidad a la ciudadanía
+ EU condemna l’agressió del veí al regidor i que aquest responguera amb la violència

Rebajas salariales, congelación de pensiones, paro y recortes sociales caldearon el ambiente de la sesión plenaria y la tensión se trasladó rápidamente desde los portavoces de los grupos hacia el público asistente. El debate fue saltando desde interrupciones e insultos a momentos de calma tensa hasta que el alcalde se vio obligado a ordenar dos recesos para calmar los ánimos.

El intento no surtió el efecto esperado y la crispación acabó de la peor manera posible: en una agresión física. La condición de militante socialista del vecino que acabó a puñetazos con el concejal popular ha convertido el lamentable incidente en un capítulo más de la guerra PP-PSPV que el municipio contempla desde hace meses.

No han faltado las voces que han culpado a la radicalización de la oposición como detonante del altercado y es que, desde hace unos meses, el PSPV ha intensificado sus cargas contra el equipo de Gobierno en declaraciones públicas. Palabras que les han llevado a los tribunales aunque el PP también cuenta con denuncias presentadas por los socialistas contra su gestión, sobretodo, por la liquidación del contrato con Lubasa por los aparcamientos.

Tampoco falta quien considera que el verdadero culpable de la situación fue la falta de liderazgo del alcalde-presidente del Ayuntamiento, Manuel Corredera, a quien han acusado de poseer una vara que le queda “demasiado larga” para sus cualidades. Los más críticos aseguran que su control “parcial” en los plenos crispa a los asistentes que ven cómo el portavoz del PP puede sobrepasar las normas del debate político sin consencuencias mientras interrumpe constantemente a los portavoces de la oposición.

La proximidad de las elecciones municipales y el evidente desgaste del actual equipo de Gobierno han intensificado la guerra política en Mislata. Una guerra que ha llegado a la calle de una forma, quizá, mal entendida y a mitigarla no ayudan las acusaciones encontradas entre socialistas y populares al día siguiente del polémico pleno con comunicados acusándose mutuamente de la situación vivieda ayer.

El polvorín, cebado durante meses por los dos grandes partidos, ha explotado con consecuencias irreparables: dos heridos y un concejal que ya se plantea abandonar la política. © Celia Dubal/Hortanoticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here