El cuatripartito encarga una auditoría externa ante las sospechas de posibles irregularidades en contratos firmados en la pasada legislatura

0
28

En la Comisión de Economía del Ayuntamiento de Alboraya, se ha propuesto elevar para su aprobación al pleno la solicitud al Síndic de Comptes un informe de legalidad y económico de las actuaciones de las empresas públicas Egusa, Alboraya Nou Centre Comercial y Alboraya Marina Nova desde 2006 a 2010, y el propio Ayuntamiento de Alboraya.
La propuesta sólo obtuvo la abstención del PP mientras que el cuatripartito que gobierna en el Ayuntamiento (PSOE, UPPA, Bloc y CIALBO) votó a favor. Esta iniciativa está motivada porque desde la toma de posesión el 11 de junio de 2011, la nueva Corporación se ha fijado como uno de sus objetivos básicos sanear la que han calificado de “pésima situación económica heredada”.

En estos meses se han producido “algunos hechos de tipo contractual” que, según fuentes municipales, “hacen que la corporación aprecie la necesidad de recabar informes para corroborar si las actuaciones que han provocado esta situación se han llevado a cabo con respeto a las normas”.

Además, desde el cuatripartito consideran que los informes a solicitar deben realizarse, no sólo por personal experto e independiente, sino, “por el único órgano competente en la materia, que es la Sindicatura de Cuentas”.

La responsable del área económica del Ayuntamiento, Mamen Peris, ha señalado que “dicha petición se realiza como consecuencia lógica del caos económico y derroche que hemos heredado del anterior alcalde, Manuel Álvaro. Además, auditar las cuentas del Ayuntamiento fue una exigencia básica que nos fijamos los cuatro partidos del pacto”. Según la responsable económica, “la finalidad última es saber cuál es la mejor manera de frenar la espiral de endeudamiento e identificar por dónde se nos va el dinero para poner remedio”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here