El convenio entre Tavernes y Meliana permite la formación de una veintena de empleados municipales

0
91

El convenio de colaboración entre Tavernes Blanques y Meliana, suscrito el pasado mes de junio al amparo de la nueva Ley de Régimen Local que incentiva la colaboración entre municipios y la mancomunidad de servicios, empieza a mostrar su lado más práctico con proyectos como el primer curso de formación para empleados municipales que ha concluido recientemente.
Con la entrega de diplomas a los más de veinte alumnos se ha dado por finalizado el primer curso de formación, en este caso, de electricidad, impartido a trabajadores municipales de los ayuntamientos de Tavernes y Meliana en el marco de su acuerdo de colaboración y en el que también han participado trabajadores de Almàssera y Bonrepòs i Mirambell.

Al acto de clausura y como reconocimiento y apoyo al convenio pionero en la Comunitat que suscribieron estos dos municipios han acudido el secretario general de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP), José Antonio Redorat y el director general de Cohesión Terirtorial de la Conselleria de Solidaridad y Ciudadanía, Vicente Saurí, además de los primeros ediles de Tavernes, Arturo Ros, y Meliana, Blas Devís, así como miembros de las corporaciones locales y el director de formación de la FVMP, Juan José Bernal.

En sus parlamentos, las autoridades han destacado el buen funcionamiento del convenio de colaboración y lo provechoso que está resultando en cuanto al ahorro económico para ambas administraciones locales pero, también, para los trabajadores y vecinos con iniciativas como este curso de formación que se ha impartido en Tavernes y el que comenzará próximamente sobre fontanería en Meliana.

Iniciativa pionera

Hasta el momento, los dos consistorios han compartido personal y, también, maquinaria, así como otro tipo de recursos como la cesión a Meliana de alrededor de sesenta farolas que Tavernes no iba a usar y que permitieron al municipio vecino un ahorro de cerca de 30.000 euros.

Según el primer teniente de alcalde de Meliana e impulsor del convenio, Pedro Cuesta, el proyecto está cumpliendo las previsiones iniciales y tanto trabajadores como vecinos lo están valorando positivamente. De hecho, no había cursos de formación para empleados pues sólo se organizan para parados y, en ese sentido, los trabajadores municipales han valorado la actuación.

Por su parte, el alcalde, Blas Devís, ha recordado que el objetivo de este convenio era evitar la burocracia y que pudiera haber una colaboración fluida para cubrir necesidades inmediatas con una simple llamada telefónica. Devís ha reconocido que hay otros municipios interesados en adherirse pero ha señalado que aún no han mantenido una reunión oficial y que están esperando a ver cómo funciona para decidirse.

En ese sentido, Cuesta ha señalado que se trata de un convenio abierto pues ambos consistorios analizan cómo está funcionando, los errores y las mejoras que se pueden introducir para que el beneficio sea máximo para todas las partes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here