El Consell se propone duplicar la reutilización de aguas residuales depuradas

depuradoraLa consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, ha asegurado que la Comunitat Valenciana es capaz de duplicar la cantidad actual de agua reutilizada procedente de plantas depuradoras “y el Consell hará todo lo posible para que sea así a medio plazo”. La sociedad debe ser partícipe de este cambio asumiendo que el óptimo es la combinación de recursos de distintas procedencias, adaptado al uso a que se destine.

Con el tiempo hemos de evolucionar en la cultura de uso del agua, para aprovechar mejor los recursos disponibles en el horizonte de escasez condicionado por el cambio climático”, ha declarado la consellera en su visita a la Estación Depuradora de Aguas Residuales de l’Horta Nord-Conca del Carraixet, ubicada en Alboraia.

En 2015, el 31% del agua depurada en la Comunitat Valenciana (133 hectómetros cúbicos) fue tomada directamente de la planta depuradora para ser reutilizada, el 28% (122 hectómetros cúbicos) se reincorporó a los cauces naturales y el 41% (176 hectómetros cúbicos) fue vertida al mar. Por usos, la reutilización para fines agrícolas es la dominante, alcanzando el 97% del total. Desde la óptica territorial, la reutilización se concentra en las provincias de Alicante (42% del total) y de Valencia (56% del total), siendo mínima en la de Castellón, apenas un 2%.

Junto al secretario autonómico de Medio Ambiente, Julià Álvaro, la consellera ha visitado hoy la Estación Depuradora de Aguas Residuales de l’Horta Nord-Conca del Carraixet, ubicada en Alboraia, en el marco de la jornada de puertas abiertas que con motivo del Día Mundial del Agua ha organizado la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (EPSAR). Cebrián ha subrayado que “el agua depurada es un valioso recurso complementario y puede ser perfectamente apta para nuevos aprovechamientos una vez satisfechos los caudales ecológicos que se precisan en ríos y acuíferos”.

Además, la titular de Agricultura y Medio Ambiente ha indicado que “el agua depurada tiene un gran potencial porque se podría canalizar un mayor volumen a la agricultura y a caudales ecológicos”.

Asimismo, ha añadido que “las actividades de depuración y saneamiento de aguas también supone una oportunidad de empleo e innovación para mejorar todos los procesos en eficiencia energética, en calidad de las aguas reutilizables y en nuevos procesos biotecnológicos que se están experimentando”.

En la Comunitat Valenciana existen en la actualidad 478 estaciones depuradoras de aguas residuales en funcionamiento. El volumen tratado en 2015 ha sido de 431 hectómetros cúbicos y el rendimiento obtenido en la eliminación de DBO5, el parámetro más significativo que mide la contaminación de tipo orgánico, la que se produce en los hogares, es ahora del 96%, muy superior al 80% que se obtenía en el año 1993.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *