El cierre del HOSOJU dejaría en la calle a más de 100 personas de Valencia y del área metropolitana

0
68

El padre Fernando Giacomucci, fundador del Hogar Social y Juvenil HOSOJU de Aldaia, ha alertado de la “situación crítica” del centro que “está al borde del cierre” por la falta de recursos económicos. El sacerdote alerta de la situación del centro que ha rehabilitado a más de 3.000 personas marginadas, muchas de ellas ex presidiarios y toxicómanos, desde su apertura en 1995.
Giacommucci, en una entrevista que publica el periódico diocesano PARAULA, afirma que “ahora ya no puedo pagar a los psicólogos, asistentes sociales y monitores” del centro en el que actualmente residen 160 personas, de las que un centenar son disminuidos psíquicos.

El sacerdote, perteneciente a la congregación religiosa de los Hijos de la Sagrada Familia, asegura que “he agotado para mantener HOSOJU, incluso, todo lo que había estado ahorrando para construir un centro para mujeres maltratadas”, y afirma que desde que llegó a España en 1951 “nunca había visto algo igual”.

De los 160 residentes, un centenar son disminuidos psíquicos de Valencia y localidades cercanas y el resto son extranjeros y españoles que aportan unos 150 euros al mes en concepto de vivienda y comida de lo que trabajan en los talleres del propio Hogar Social y Juvenil, donde se embalan mochilas, rotuladores o carpesanos entre otros objetos para los distribuidores de papelería que colaboran con el centro. Igualmente, los residentes montan patas y cristales de muebles de cocinas y confeccionan catálogos con muestras de papel para imprentas.

El padre Giacomucci afirma que “antes de tratar mal a la gente prefiero cerrar, porque se desfigurará la idea original de HOSOJU”. Durante los últimos años el sacerdote italiano ha tenido que ir vendiendo las empresas que creó para dotar de fondos económicos a HOSOJU como una agencia de viajes o una empresa de autobuses y de camiones.

Nacido en la localidad italiana de Scerni, Fernando Giacomucci llegó a España en 1951 para completar el noviciado en la congregación Hijos de la Sagrada Familia. Su primer destino fue la localidad barcelonesa de Begas. En 1955 se trasladó a Valencia, donde recibió la ordenación sacerdotal en 1957. Fue director de la Casa de la Misericordia en Valencia de 1964 a 1969, cuando crea HOSOJU en un piso de Valencia, en la calle convento Jerusalén “porque me di cuenta de que hacía falta un centro que acogiera a jóvenes, y luego, también, a personas de más edad que aún no habían podido integrarse en la sociedad”.

Inicialmente, el padre Giacomucci se trasladó al piso con siete jóvenes. Posteriormente, con los donativos de las empresas y particulares valencianos, llevó HOSOJU a un edificio del barrio valenciano de la Luz y, finalmente, en el año 1995, quedó ubicado definitivamente en Aldaia, como HOSOJU Ciudad de la Esperanza, con diferentes pabellones, talleres y residencia, en los que han sido rehabilitadas más de 3.000 personas marginadas, sin recursos, muchas de ellas ex presidiarios y toxicómanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here