El cambio de País Valencià por Corts Valencianes le costará a Paterna una demanda ante los tribunales

0
115

El pleno del Ayuntamiento de Paterna ha aprobado, con los únicos, aunque suficientes, votos de los concejales del PP, el cambio de denominación de la Avinguda del País Valencià por la de Avinguda de Les Corts Valencianes. La decisión, aplaudida por parte de los asistentes a la sesión plenaria, le costará al equipo de Gobierno una demanda ante los tribunales por parte de Compromís que considera que vulnera el protocolo de denominación de viales aprobado por unanimidad hace tan sólo cuatro meses.
Paterna fue ejemplo de igualdad cuando, por unanimidad, aprobó el protocolo de denominación de viales que incluía un listado de nombres para la “futura rotulación” de calles, los primeros de los cuales eran de mujeres pues el objetivo era equiparar el número de viales con nombre de varón con el de féminas. Tanto para Compromís como para el PSPV, el cambio de País Valencià por Corts Valencianes vulnera este acuerdo pues consideran que debería de haberse elegido un nombre de los acordados en el listado.

El enfado del grupo de Compromís ha llegado a tal extremo que, en la sesión plenaria, ha anunciado su intención de presentar una demanda judicial por vulnerar el citado protocolo si la mayoría absoluta del PP daba luz verde al cambio de denominación. Las amenazas no han surtido efecto y la aprobación se ha llevado a cabo justificada por el equipo de Gobierno en que “una de las principales entradas al municipio debe de tener un nombre que represente a todos los ciudadanos”, algo que, según el alcalde, Lorenzo Agustí, no ocurría con País Valencià porque “hay personas a las que no les gusta esa expresión”.

Además, la edil de Interior, María Villajos, ha señalado que el cambio no vulnera el protocolo porque este se refiere a nuevos viales y no al cambio de nombre de calles ya existentes. Ninguno de los dos grupos de la oposición ha querido centrarse en la cuestión de fondo que, para la portavoz del PSPV, Sonia Borruey, reside en “la persecución que el PP está haciendo contra el término País Valencià” a pesar de que “en el Estatut d’Autonomia se recoge su existencia”.

Molestias para los vecinos

Los grupos de la oposición han aprovechado la inminente aprobación del cambio de nombre para recordar al equipo de Gobierno que supondrá numerosos trámites para los vecinos que residen en la citada vía. Así, han solicitado que el Ayuntamiento se haga cargo o facilite estos trámites para causar las menores molestias posibles.

Por otra parte, han señalado que, puestos a buscar nombres que gusten a todos, no estaría mal cambiar el de algunas calles que conservan denominaciones referentes a destacadas personalidades del régimen franquista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here