Quantcast

El Ayuntamiento transforma la terraza de la Torre en accesible y segura para que pueda ser visitada

Con el objetivo de hacer más accesible la Torre de Torrent, además de garantizar la seguridad de los ciudadanos y visitantes interesados en conocer la historia de la población, el Ayuntamiento está llevando a cabo unas reformas en la terraza de la misma. Ésta no podía visitarse por escolares debido a la falta de seguridad y el peligro existente para aquellos que subieran. Para terminar con esta situación, la antigua barandilla de hierro de la terraza y el cableado están siendo sustituidos por paneles de vidrio, reduciendo también los perfiles existentes para hacer más ligera y transparente la solución final.

reformas terraza torre torrent El regidor de Actividades Lúdicas, Alfred Costa, ha declarado que “esta actuación, que cuenta con los informes favorables de Patrimonio, es una gran ventaja porque convertirá la terraza en un espacio atractivo para facilitar la lectura y comprensión de la configuración y construcción de la Torre y entender cómo se emplaza en un contexto territorial más amplio”.

Además de esta medida, se están haciendo otras muchas reformas en la Torre, puesto que el ayuntamiento está concienciado de la importancia que tiene este monumento tan significativo en la historia de la ciudad. Las medidas de reforma más recientes son la recuperación de la ménsula de la parte baja de la escalera y la implantación de una puerta de hierro forjado en la misma. El presupuesto de la barandilla oscila entre los 6.600 euros y el de la puerta de hierro es de 340 euros, todo incluido en la segunda fase del Plan de Museización dentro del área de Patrimonio y Cultura del Ayuntamiento.reformas terraza torre torrent (1)

La actuación en la terraza de la Torre, que tiene condición de Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento, fue autorizada por resolución de la directora general de Cultura y Patrimonio con fecha 25 de abril de 2016, según el que dispone la Ley del Patrimonio Cultural Valenciano, a los artículos 35 y 36.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *