El Ayuntamiento sigue sin solucionar los riesgos laborales a los que se exponen los brigadistas

0
34

El Ayuntamiento de Mislata recibió un requerimiento, a finales de septiembre del pasado año, para que solventara una serie de cuestiones referentes a riesgos laborales en los locales de las brigadas municipales de Felipe Bellver y Madre Micaela. Para ello, dio un mes al Consistorio y, pasado este tiempo, la Inspección ha constatado que no se han solucionado todos los aspectos mencionados.
Tras una visita a ambos locales el 30 de octubre, el inspector pudo comprobar que no se habían resuelto algunas de las cuestiones mencionadas en el requerimiento de septiembre. Así ha emitido un nuevo informe para solicitar la imposición de medidas correctoras al no haber adoptado el Consistorio las medidas planteadas en el requerimiento.

En este escrito advierten de que, en el local de Felipe Bellver, sede de las brigadas de jardinería y tráfico, no se ha elaborado un documento de planificación de la acción preventiva con la participación de los delegados de prevención y, además, presentaba riesgos como la existencia de obstáculos o sustancias en zonas de paso por la falta de orden y limpieza, la caída de objetos por desplome o derrumbamiento al existir varias estanterías sin anclar o la existencia de objetos punzantes en el suelo sin proteger.

También alertan de que el cuadro eléctrico se encuentra abierto y sin señalizar y que los extintores se hallaban sin revisar a pesar de que se almacenan productos inflamables. Además, la iluminación es inadecuada y los productos químicos no disponen de la pertinente ficha de seguridad.

Por lo que respecto al local ubicado en la calle Madre Micaela, donde trabajan las brigadas de electricidad y jardinería, además de no haberse elaborado el documento de planificación, también presentaba diferentes riesgos como obstáculos y sustancias en el suelo que pueden provocar caídas, estanterías sin el obligatorio anclaje y exposición a temperaturas extremas al hallarse aberturas sin resguardar.

Con esto, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Valencia ha resuelto el procedimiento establecido en el Real Decreto 707/2002, de 19 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Procedimiento administrativo especial de actuación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, iniciado contra el Ayuntamiento de Mislata, para la imposición de medidas correctoras de incumplimientos en materia de prevención de riesgos laborales en el ámbito de la Administración General del Estado, por los incumplimientos denunciados por el delegado de Prevención de Riesgos laborales de la UGT.

Para UGT, las resoluciones demuestran que, una vez más, el Ayuntamiento de Mislata “hace caso omiso a las obligaciones que le incumben como empresario para con sus trabajadores y funcionarios en cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales”.

Desde la delegación sindical se preguntan si es necesario que ocurra un accidente para que el equipo de Gobierno tome cartas en el asunto y soluciones todas estas deficiencias. En ese sentido, advierten de que el Código Penal prevé multas y hasta pena de prisión para aquellos que no pongan los medios necesarios para que los trabajadores desempeñen su labor con las medidas de seguridad e higiene adecuadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here