El Ayuntamiento refuerza la campaña de empadronamiento en La Canyada, Lloma Llarga y Bovalar

0
63

Según las estimaciones del Ayuntamiento un 10 por ciento de la población residente no está empadronada, lo que merma notablemente los ingresos del municipio por transferencias desde los Fondos Estatales. Paterna tiene según su censo oficial una población de 65.000 habitantes, sin embargo la realidad es que mantiene una población real muy superior de vecinos que habitan todo el año, especialmente en las urbanizaciones.
Por ello, desde la Concejalía de Hacienda se está haciendo un importante esfuerzo por concienciar a estos vecinos no censados de las ventajas del empadronamiento. Esta campaña consiste en visitas puerta a puerta a viviendas habitadas de vecinos no empadronados. Los agentes censales explican a los vecinos las ventajas a las que tienen derecho por figurar en el censo.

Además del derecho a voto para la elección de sus representantes municipales, pueden acceder a la solicitud de prestaciones de carácter social, ayudas al pago del IBI, utilización del Ecoparque, tarjeta de transportes municipal, solicitud de becas escolares, acceso a la escuela matinera y de verano o viajes para la tercera edad.

En la primera fase de la Campaña de Empadronamiento 2009, desarrollada entre los meses de marzo a junio de 2009 se ha logrado un total de 393 nuevos vecinos empadronados correspondientes a las nuevas zonas urbanas de Bovalar, Mas del Rosari y Lloma Llarga.

En los próximos dos meses se va a realizar una campaña intensiva en el barrio de La Canyada, dónde existen alrededor de 1.200 viviendas en las que los vecinos no están empadronados. Además de las visitas puerta a puerta se va a instalar una pequeña carpa informativa que atenderá los sábados a los vecinos de La Canyada en tres zonas del barrio: Plaza Puerta del Sol, El Plantío y La Vallesa.

La concejal de Hacienda y alcaldesa en funciones, Sara Álvaro, explica que “el hecho de figurar en el censo permite acceder a una gran cantidad de servicios y ventajas a nivel de vecino, pero también permite al municipio contar con una serie de recursos económicos por transferencias del Estado que repercute en beneficio de todos”.

Actualmente el Ayuntamiento recibe una media de 160 euros por habitante a través de las transferencias del Fondo de Participación en Tributos del Estado, por lo que cada vecino inscrito en el padrón supone incrementar los ingresos municipales por transferencia estatal. “Cuantos más vecinos empadronados seamos, más recursos tendrá el Ayuntamiento para realizar inversiones en beneficio de sus vecinos”, concluyó la concejala.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here