El Ayuntamiento mantendrá la devolución de la Tamer a los vecinos a pesar del incremento de la tasa

0
67

Tras la decisión de la asamblea de la Emtre de subir entre un 110 y un 215% la tasa de basuras (Tamer) que cobra a los vecinos del área metropolitana en la factura del agua, el Ayuntamiento de Paterna ha anunciado que mantendrá la devolución del dinero de la tasa al final de cada ejercicio a aquellos vecinos que cumplan los requisitos exigidos.

+ El PSPV recuerda que la Tamer de 2009 “sólo” se devolvió al 8% de los vecinos

En 2007, el ‘popular’ Lorenzo Agustí llegó a la Alcaldía tras una dura campaña contra la tasa de basuras municipal impuesta por el equipo de Gobierno socialista. Cuando asumió el cargo, derogó la tasa pero la Emtre, en 2008, decidió imponer la Tamer, una nueva tasa que empezó a cobrar directamente a los vecinos ante los impagos de los ayuntamientos a la entidad metropolitana para financiar el tratamiento de las basuras.

El equipo de Gobierno de Paterna decidió entonces crear una bonificación para que los vecinos pudieran recuperar el dinero de la Tamer y mantener así su promesa electoral de no gravar los bolsillos de los ciudadanos con una tasa de basuras. Los paterneros deben cumplir unos requisitos, tales como estar al día en sus tributos municipales y demostrar un uso racional del agua, para poder recibir a final de año de las arcas del Ayuntamiento lo que han pagado por la Tamer.

Ahora, y a pesar del voto en contra de Paterna en la asamblea que aprobó subir la tasa, el Consistorio se ha comprometido a mantener esa devolución aunque el gasto se incrementará, al menos, en un 110%, la subida mínima de la Tamer aprobada en la asamblea de la Emtre.

Por otra parte, desde el Consistorio paternero han mostrado “sorpresa” por la advertencia del presidente de la entidad, Ramón Isidro Sanchis, de no tratar los residuos de los ayuntamientos que no paguen la Tamer “sea quien sea su alcalde” ya que, aseguran desde Paterna, que su intención con el voto en contra no era crear polémica sino mantenerse fieles a la promesa electoral que hizo el PP de no subir los impuestos.

Pese a ello, recuerdan que no es una tasa municipal, sino metropolitana, y los que la tienen que pagar son los vecinos, no el Ayuntamiento, por lo que la advertencia de Sanchis resulta confusa. Además, oponerse a la subida de la tasa no implica desobediencia a la resolución de la asamblea que fue aprobada por mayoría absoluta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here