El Ayuntamiento inicia actuaciones de mejora de la accesibilidad en un centenar de calles del municipio

0
49

El Ayuntamiento de Paterna está ejecutando las obras correspondientes al proyecto para la mejora de la accesibilidad del municipio, primera actuación que se realiza enmarcada en el Plan Municipal de Accesibilidad Integral.
Esta actuación, enfocada a las vías públicas, afectará mediante acciones concretas a un total de 102 calles del casco urbano, La Canyada, Bovalar, Mas del Rosari-La Coma, Lloma Llarga y Terramelar, así como en el Parque Tecnológico cuya intervención se ha considerado prioritaria. Las obras tienen un presupuesto de 369.000 euros financiada al 50% por la Conselleria de Bienestar Social.

En esta primera fase de actuación contemplada en el Plan Municipal de Accesibilidad Integral se propone la adaptación o creación de vados peatonales y rebajes de bordillo, sustitución del actual pavimento, reubicación de mobiliario urbano, reforma con nueva pavimentación o retirada de obstáculos de itinerarios peatonales, dando solución a problemas de accesibilidad en los itinerarios principales que comunican con edificios públicos o zonas de mayor uso vecinal.

Generalmente, los puntos en los que se va a actuar carecen de vados peatonales para cruzar las calles o cuentan con bordillos de 12 centímetros de altura. Sin embargo, también se van a ejecutar actuaciones puntuales de mayor envergadura como el ensanchamiento de las aceras de la calle San Salvador en el casco urbano o la peatonalización de la calle Mestra Monforte.

En otros casos, el viandante encuentra a su paso obstáculos en aceras que impiden transitar con comodidad, por lo que se procederá a su retirada o reubicación. Este es el caso de la intersección de las calles Poeta Zorrilla y Mariano Benlliure donde existe una cabina de teléfonos que deja un paso de apenas un metro. También se dan casos de farolas que obstaculizan el paso en la calle El Trencall de Bovalar que deberán ser desplazadas.

Otra circunstancia que aparece en determinados itinerarios peatonales es la reducción de la anchura de paso por la aparición de alcorques enrasados con el pavimento que pueden suponer un peligro por caída dentro del hueco del propio alcorque. Esto sucede en La Canyada, en Bovalar y en mayor medida en Lloma Llarga. También se dan casos de barreras urbanísticas en la construcción de diversos badenes reductores de tráfico, caso de dos ubicados en la calle Mestre Ramón Ramia Querol y otros dos en la calle 29 de La Canyada, debido a que durante su ejecución se dejaron pequeñas zanjas que, si bien permiten la correcta evacuación de las aguas hacia la parte inferior de la pendiente, no permiten el paso de personas con movilidad reducida.

Este tipo de problemas son a los que se pretende dar solución a través del proyecto de mejora de la accesibilidad. El concejal responsable de Infraestructuras, Lázaro Royo, ha comentado que “se trata de obras que pudieran parecer de escasa importancia para la mayoría de la población pero que son muy apreciables cuando se trata de personas con problemas de movilidad, cuando hablamos de personas mayores o cuando transitan con un carrito de niños o de la compra”.

El Plan de Movilidad Integral de Accesibilidad para el municipio, en el que se enmarca esta actuación, es un documento que sirve de guía para hacer de Paterna un municipio accesible para todos los ciudadanos con especial atención a aquellos que tienen algún grado de discapacidad física o sensorial. El estudio realizado permitió obtener un pormenorizado diagnóstico de edificios y vías públicas, clasificándolos según su grado de accesibilidad. El proyecto fue realizado a través de un convenio con la Fundación CEDAT, perteneciente a la Universidad Politécnica de Valencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here