El Ayuntamiento de Torrent fecha el cierre de la Hípica Las Palmas el próximo 17 de diciembre por la falta de licencia

2
101

change hípica las palmasEl cierre es inminente. El Ayuntamiento de Torrent no puede aplazar más la orden de cierre del Centro Hípico Las Palmas porque, de hacerlo, estaría actuando contra la ley. Por ello, ha emitido un edicto en el que anuncia que será la entidad local la que procederá al cierre subsidiario de las instalaciones el próximo 17 de diciembre al carecer esta instalación de la licencia pertinente.

Ese día, se prevé precintar solo parte de las cuadras, manteniendo abiertas aquellas en las suficientes para alojar a los catorce caballos propiedad de la hípica pero el Consistorio ya ha anunciado los propietarios de los otros 26 equinos que ahora moran en el centro para que trasladen a sus animales a otras hípicas autorizadas. Sin embargo, desde el Ayuntamiento han reconocido que no disponen ni de recursos ni de personal para trasladar a ningún animal vivo, para lo cual dependen de los servicios veterinarios de la Conselleria de Agricultura que serán los que, llegado el día, determinen cuántas cuadras necesitarán dejar sin precintar.

Y es que, a pesar de que la propia Conselleria informó a los propietarios hace ahora un año, muchos de ellos no han trasladado a sus animales porque eran conocedores de que el centro había iniciado todos los trámites para legalizar su situación y consideraban que era perjudicial trasladar a los animales para, después, volverlos a trasladar a la hípica de Torrent.

Sin embargo, parece ser que los trámites administrativos se van a alargar en el tiempo y el Ayuntamiento ha tenido que proceder a la ejecución forzosa del cierre de esta instalación cuyos problemas comenzaron hace ahora dos años. Entonces, una denuncia remitida al Consistorio sobre la carencia de licencia de actividad por parte de este centro obligó al Ayuntamiento a iniciar un expediente y a la empresa a comenzar los trámites para conseguir legalizar su situación.

El Ayuntamiento optó en aquel momento por dejar a la hípica que siguiera ejerciendo su actividad mientras tramitaba las licencias en lugar de optar por el cierre inmediato, según ha explicado a Hortanoticias la concejal de Urbanismo, Maria Luisa Martínez, quien ha señalado que en el primer decreto sobre el cierre, no se puso ninguna fecha porque los trámites eran largos y dependían de más administraciones.

Sin embargo, a finales de octubre de 2013, el Ayuntamiento recibe un requerimiento de la Conselleria de Agricultura para que se exhorte a los propietarios a trasladar los caballos. El 7 de noviembre de 2013 se emite el decreto ordenando el cese de la actividad y la clausura de las instalaciones. Entonces, el Consistorio ya advirtió de que si la empresa no lo hacía, lo haría el Ayuntamiento de manera subsidiaria. En junio de este año se remitió un apercibimiento a la empresa para que cumpliera el decreto y para que informara a la entidad municipal del número de caballos existente y del nombre de sus propietarios para poder informarles de la situación.

Después de un año desde el ‘toque de atención’ de la Conselleria, el Consistorio se ve obligado a ejecutar el cierre subsidiariamente aunque aclaran que, además del expediente sancionador, en las dependencias municipales se sigue tramitando el expediente para otorgar la licencia de actividad al centro y que pueda seguir realizando la actividad que prestaba hasta ahora.

Sin embargo, Martínez ha explicado que aún queda tiempo para que se consigan todas las licencias ya que la Declaración de Interés Comunitario conseguida por la hípica a principios de 2014 fue otorgada por la Conselleria con “muchos condicionantes” y en base a un proyecto de acceso inviable porque, según Martínez, “la hípica no dispone del suelo para acometer esa obra”. Por lo tanto, aún tienen que modificar el proyecto y conseguir que sea aprobado por la Conselleria, por la Diputación de Valencia y por el Consistorio. Entonces, se otorgará la licencia de obras para unas actuaciones que la concejal ha advertido de que son “muy importantes” por lo que llevarán aún más tiempo.

“Nosotros hemos hecho todo lo posible por acelerar los trámites por nuestra parte y, de hecho, tenemos todo muy avanzado para que, en el momento que la empresa nos presente la documentación, responder en el menor tiempo posible”, ha explicado Martínez, quien ha lamentado que se haya tenido que llegar a cerrar las instalaciones teniendo en cuenta, sobretodo, que se trata de animales vivos. En cualquier caso, ha advertido de que se hará todo lo necesario para garantizar el bienestar de los animales.

Por su parte, los usuarios han iniciado una recogida de firmas en la plataforma digital change.org donde, al cierre de esta edición, habían sumado 1.010 adhesiones. En esta web, la plataforma Hípica Las Palmas justifica así la petición de firmas para pedir al Ayuntamiento de Torrent que paralice la orden de cierre: “La gran mayoría de los centros hípicos de la Comunidad Valenciana no están legalizados, el nuestro está ya en la recta final de ese proceso, sin embargo, pesa sobre él una orden de cierre y nos obligan a trasladar a nuestros caballos. Estamos seguros de que existe alguna forma de suspender ese cierre y evitar las molestias que nos puede causar a los propietarios de los caballos y, sobre todo, poner en riesgo la salud de los animales”.

En la solicitud de firmas también señalan que “no existen plazas disponibles en los centros autorizados para realojar a todos los caballos que están en las hípicas irregulares de nuestra comunidad, esta situación requiere una solución global y nada se consigue castigando a un centro cuya única falta ha sido emprender el camino de la legalización. La administración debería apoyar a una empresa que quiere regularizar su actividad y no abocarla al cierre”.

Pese a ello, el precinto de las instalaciones se haré efectivo el próximo 17 de diciembre aunque el futuro de los caballos que permanezcan entonces en la hípica dependerá de la decisión de la Conselleria de Agricultura, competente en materia de animales.

2 Comentarios

  1. Por supuesto que tiene que tener la licencia correspondiente y en ello están pero como todo en este país llega tarde, aunque esperemos que llegue y esta gente pueda reabrir de nuevo el centro y realojar allí a los caballos de los clientes que apoyan al centro. Yo creo que si los clientes tuviesen allí los caballos y estuviesen en condiciones “insalubres y con ratas” como alegan “algunos” vecinos no tendrían allí sus caballos ni estarían apoyando a los propietarios del centro, es más que evidente. Yo he estado allí y todo está muy limpio y los caballos muy bien cuidados y sanos, algo que no en todos los centros se puede decir. Eso es lo que debería ver tanto consellería, como diputación y Ayuntamiento. Y lo que deberían es preocuparse por ayudar a los propietarios a conseguir las licencias y seguir con su actividad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here