El Ayuntamiento desmiente que prescinda de 31 trabajadores aunque reconoce amortizaciones y congelación de contrataciones

0
30

El Ayuntamiento de Picassent desmiente que haya prescindido de 31 trabajadores, tal y como informaron los sindicatos CCOO, UGT, CSI•F y STA-Intersindical aunque reconoce que se van amortizar 4 plazas y que hay personal temporal que no será contratado durante el 2012 por culpa de subvenciones que no van a llegar o actividades que este año no están presupuestadas.
Según explicó el concejal de Hacienda, Francisco Quiles, “aquí no se ha despedido a nadie, de las cuatro plazas que se han amortizado, dos eran por jubilación y dos porque no se cubrían nunca” para posteriormente explicar que “hay personal temporal que no contrataremos durante el 2012 pero también es cierto que de este personal algunos estaban a sujetos a subvenciones que no van a llegar o hacían actividades que este año no están presupuestada”-

Quiles explicó que el Ayuntamiento de Picassent ha diseñado un presupuesto “real, social y riguroso, dentro de las medidas consecuentes y reales con el estado de las cuentas del municipio”.

El edil de Hacienda afirmó que quedan en suspenso algunos artículos, como por ejemplo las ayudas a la compra de prótesis, guarderías, casamientos, matriculaciones, préstamos al personal, … “que supone una cantidad aproximada a 50.000 euros anuales y que juntos a los 150.000 euros de ahorro en los órganos de gobierno y oposición van a permitir la contratación de 26 personas durante dentro del llamado Plan Coyuntural de Empleo dirigido a desempleados en grave situación económica”.

Quiles afirmó que el presentado es de 13.377.365 euros, cantidad que coincide con los ingresos previstos y con una disminución de 1.298.100 euros (9, 7%) respecto al ejercicio anterior. Las áreas en donde se ha reducido más el presupuesto han sido Cultura, Fiestas y Servicios Municipales y por el contrario se ha aumentado en dotación económica a Bienestar Social, Urbanismo, Ocupación, Medio Ambiente y Agricultura.

El edil de Hacienda quiso aclarar que Picassent debe “asumir competencias que son de la Generalitat y Diputación y soportar una deuda con nosotros de más de un millón y medio de euros, situación que asfixia la liquidez municipal y que hace que no podamos estar al día como nos gustaría con nuestros proveedores pero también decir que tenemos un discreto retraso comparado con otras administraciones”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here