El Ayuntamiento ‘desactiva’ una de las alegaciones vecinales a la llegada de Ikea solucionado el problema del ruido de Heron City

0
30

El Ayuntamiento de Paterna desarrollará una actuación global para mejorar la protección acústica de los vecinos del barrio de Bovalar afectados por los ruidos procedentes del complejo de ocio Heron City. El Ayuntamiento pretende así desmantelar una de las principales alegaciones del barrio a la llegada de Ikea.
El alcalde de Paterna, Lorenzo Agustí, transmitió ayer a representantes de la Junta de Barrio las acciones en las que trabaja el consistorio. Tras un análisis realizado por expertos en acústica se han detectado cinco focos de ruido diferentes que deben de resolverse mediante actuaciones concretas y particulares para cada uno de ellos. Las dos vías de comunicación más próximas a los núcleos residenciales, caso de la Avenida Tomás y Valiente y la Pista de Ademuz, el complejo de cines y tiendas, la discoteca y el parking son las cinco zonas sobres las que se desarrollarán medidas correctoras.

Actualmente el Ayuntamiento, a través de la empresa municipal SUMPA ya viene realizando trabajos para proteger a los vecinos de las zonas residenciales de Cruz de Gracia y Campolivar. Actualmente se está ejecutando la instalación de medidas correctoras en el perímetro de estos núcleos, principalmente pantallas acústicas y vegetales. Esta actuación debe contribuir a paliar los ruidos procedentes de las carreteras descritas anteriormente. Sin embargo se va a realizar un estudio predictivo del ruido para conocer si serán suficientes o si se precisan nuevas medidas correctoras.

En lo que concierne a las molestias sonoras que genera el centro de ocio, se va a exigir a la dirección de Heron City la realización de una auditoría acústica, de las cual se desprenderán las medidas correctoras que deberá llevar a cabo.

Por lo que respecta a los ruidos procedentes de la discoteca existente en el complejo, se va a proceder a la instalación de un controlador de sonido, instrumento que permitirá conocer y medir todos los ruidos que genera la discoteca. Los técnicos que asesoran al Ayuntamiento han indicado que el instrumento es tan preciso que permitirá saber incluso a qué hora se desarrollan las labores de limpieza del local. Este aparato registrará los picos de ruido en los que se superen los límites permitidos, exponiéndose la empresa a la pertinente sanción.

Finalmente se ha considerado que existe un punto de conflicto que requiere de una atención especial. Se trata del parking del complejo en el que a menudo se producen aglomeraciones de personas y de vehículos con equipos de sonido capaces de superar los 100 decibelios. Se trata de una presión sonora muy fuerte que no es directamente achacable a la discoteca, pero sí es responsabilidad de Heron City. Por ello el Ayuntamiento obligará a la instalación de un equipo registrador en el entorno del parking que estará controlado por la Policía Local. Sin embargo, y siendo responsabilidad del centro velar porque no se superen los niveles de ruido que impiden el descanso de los vecinos, se exigirá a la empresa que ponga las medidas oportunas para evitar desordenes y ruidos en el parking que excedan los límites permitidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here