El Ayuntamiento de Burjassot ha ejecutado ya el 50% de las obras para mejorar el drenaje de sus calles

0
108

El Ayuntamiento de Burjassot continúa con las obras de mejora del drenaje de sus calles para mejorar, con ello, la capacidad de captación de aguas pluviales.

Las obras se están llevando a cabo para subsanar los problemas detectados en septiembre de 2012 cuando el municipio sufría diversas inundaciones por la gran cantidad de lluvia que cayó en pocas horas; inundaciones que se concentraron en cuatro zonas de Burjassot: calles México-Alicante; Almara-Cervantes; Teodoro Lorente-Avda. Primero de Mayo y calle Micer Mascó, donde se ha procedido a realizar las citadas obras de mejora.

Actualmente, las obras ya han finalizado tanto en la zona de las calles México-Alicante, donde se ha mejorado la capacidad del colector general situado en la calle Pintor Pinazo y se han solucionado las fugas del alcantarillado de la propia calle Alicante, como en la calle Micer Mascó, donde se ha mejorado la captación de agua con el cambio de tuberías por unas de mayor capacidad, se han aumentado los imbornales y se ha aumentado también la capacidad de transporte del agua.

En estos momentos, se están ejecutando las obras de las calles Almara-Cervantes, que suponen también la mejora de la captación del agua con la construcción de un arquetón de recogida de aguas pluviales nuevo a nivel del suelo que recogerá el agua de lluvia caída.

Además, se va a situar una rejilla de 40 metros de largo y uno de ancho en la calle Cervantes y se van a aumentar los imbornales al mismo tiempo que se está rebajando la rasante del carril bici bajándola del nivel de la acera al nivel de la rasante del vial. Esta es la zona más baja del municipio de ahí la gran acumulación de agua que sufrió ante la gran cantidad de lluvia que recibió Burjassot.

Asimismo, en Teodoro Lorente se han doblado los imbornales y se han conectado entre ellos y, al mismo tiempo, a los dos colectores de la zona para que, en uno u otro, puedan desaguar la lluvia recogida. En la Av. Primero de Mayo, se va a bajar la rotonda medio metro para que el agua entre de manera directa en las rejillas situadas en la misma y no se acumule el agua en la calzada. Además, se va a conectar también a los dos colectores para que desagüe más fácilmente el agua captada por las dos rejillas.

Además de todo lo señalado, también se van a situar nuevos imbornales en la avenida Vicent Andrés Estellés que estarán conectados a los colectores para evitar, en la medida de lo posible, que el agua baje hasta la zona del Barrio de San Juan.

En unos meses finalizarán las obras y, con ellas, se mejorará la capacidad de captación de aguas pluviales de la citadas zonas y, se evitarán, en la medida de lo posible y teniendo en cuenta que la fuerza de la naturaleza es incontrolable en el caso de precipitaciones torrenciales como las que vivió Burjassot, las inundaciones en el municipio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here