El Ayuntamiento apuesta por las permutas para evitar las expropaciones en las obras del nuevo acceso norte al Puerto

0
79

El Ayuntamiento de Alboraia y la Conselleria de Infraestructuras han firmado un protocolo por el cual, a través de convenios individualizados, el Consistorio gestionará la permuta de terrenos para que evitar la expropiación a los propietarios afectados por las obras del acceso norte al Puerto de Valencia. En esta operación que afecta a 60 propietarios, Alboraya invertirá 1, 5 millones de euros que se ahorrará la Generalitat.
El objetivo, según ha explicado el primer edil, Manuel Álvaro, tras la firma del protocolo con el director general de Obras Públicas, Ismael Ferrer, es evitar en la medida de lo posible las expropiaciones. Para ello, se ofrecerá a los propietarios de los terrenos rústicos, parcelas de igual extensión en la zona de expansión del polígono Camí del Mar, mientras que aquellos que tengan propiedades en zona urbana serán permutados por terrenos en la Patacona.

En el primer caso, se pasará de suelo rústico a suelo urbanizable (tras la aprobación del nuevo Plan General de Ordenación Urbana) mientras que, en el segundo, los propietarios mantendrán terrenos calificados como urbanos.

Según ha explicado Álvaro, muchos de los convenios ya se han suscrito y el próximo jueves está prevista una nueva reunión para explicar a los propietarios los pormenores del proyecto y la posibilidad de acogerse a la expropiación o a la permuta del terreno. Para los firmantes del protocolo se trata de una fórmula con la que “todo el mundo gana” ya que se mantienen los derechos de los propietarios, la Generalitat se ahorra dinero y el Ayuntamiento permite acelerar la construcción de una infraestructura “necesaria” para el desarrollo de la economía del municipio.

Accesos directos a la V-21

La primera fase del acceso norte al Puerto de Valencia discurrirá desde la V-21 a la avenida Fausto Elio-Universidad Politécnica de Valencia y estará limitada a vehículos ligeros. El proyecto original se ha visto modificado a raíz de las numerosas alegaciones presentadas. Entre ellas, el Consistorio exigió la posibilidad de acceder a la V-21 desde Port Saplaya, lo que permitirá a los usuarios evitar tener que salir a Valencia para poder incorporarse a la autovía.

Además, las modificaciones aprobadas sobre el proyecto original han permitido reducir la afección a la huerta, la incidencia con el futuro trazado del AVE a Castellón y hacer esta obra compatible con las distintas alternativas que se barajan en la fase II del proyecto, que permitirá a los vehículos pesados acceder mediante un túnel al Puerto de Valencia.

La ejecución de esta infraestructura va a a suponer una inversión total de 16, 2 millones de euros y se estima que permitirá absorber el 30% del tránsito que entra en Valencia desde la V-21 a la avenida de Cataluña. También permitirá conectar los núcleos urbanos de Port Saplaya y Patacona y aprovechar la plataforma existente entre la línea de ferrocarril y la Patacona, con lo que se evita ocupar esta importante superficie de huerta y se reduce en un 25% la extensión a expropiar.

Características del proyecto

Se trata de un total de cuatro carriles de acceso y salida de la ciudad con características de autovía que partirán del final del término de Meliana y accederán a Valencia por la Patacona para desembocar en la avenida de Fausto Elio, de forma paralela a a la actual línea del ferrocarril. En total, el nuevo acceso tendrá una longitud total de 4, 2 kilómetros.

El proyecto prevé la ampliación a tres carriles que está ejecutando el Ministerio de Fomento. A cada sentido de la V-21 se añadirán dos carriles, que discurrirán por la parte exterior a los actuales separados por una mediana. Tendrán entrada y salida a las glorietas del enlace de Alboraya y salvarán el barranco del Carraixet con una nueva estructura. A partir de aquí, el tronco este continúa en paralelo a la V-21 mientras que el oeste se separa para poder pasar bajo la autovía.

Ambos viales se encontrarán en la Patacona y, aprovechando el viario existente, seguirán una línea recta paralela a la del ferrocarril y al este de esta, que no abandonará hasta el final de actuación, en las inmediaciones de la UPV. En la Patacona, los dos viales de entrada y los dos de salida discurren juntos y en paralelo por una doble calzada con una mediana ajardinada.

En esta avenida, se prevén dos rotondas que den acceso al tránsito de esta zona urbana y una pasarela peatonal en el extremo norte. El proyecto incluye la reposición de los caminos de servicio que discurren paralelos a la V-21, estructuras para salvar el camino del Mar y el camino Hondo y la instalación de barreras acústicas. © Celia Dubal/Hortanoticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here