El alcalde aprobó por decreto una modificación del PAI de Conresa que debía de pasar por Pleno

0
34

El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Mislata ha hecho público un informe de Secretaría que considera inadecuada la aprobación por decreto de Alcaldía de la modificación del PAI de Conresa que permitía acceder a aparcamientos subterráneos a través de la plaza pública ya que supone una merma en los metros cuadrados de suelo público y, por tanto, su aprobación debería haberse realizado en el Pleno.
El PAI de Conresa, llevado a cabo por la empresa Crecimiento Urbanístico, SA, implicaba, en origen, la construcción de 610 viviendas, el nuevo ayuntamiento, una fuente y una zona verde. Sin embargo, en 2008, y por decreto de Alcaldía, se aprobó una modificación que implicaba aumentar el número de viviendas en cerca de un centenar y que el acceso a los garajes subterráneos se hiciera a través de la plaza donde la constructora instalaría una escultura del artista local Miquel Navarro valorada en 720.000 euros.

El PSPV ya denunció entonces que el ‘regalo’ de la empresa urbanizadora implicaba una serie de concesiones por parte del Ayuntamiento como el aumento del número de pisos. En esa ocasión, el alcalde, Manuel Corredera, salió al paso de las críticas y explicó que se aumentaba el número de pisos pero no la edificabilidad de la parcela, es decir, que habría más pisos pero de menos metros cuadrado. El motivo era que aumentaban el número de viviendas protegidas que, por ley, tienen un número máximo de metros cuadrados.

Al mismo tiempo, Corredera insistió en que la escultura tendría un coste cero para el municipio de Mislata. Sin embargo, los socialistas, tras conocer el informe de Secretaría que desaconseja que la modificación respecto a los accesos a los garajes por la plaza se apruebe por decreto de Alcaldía y no por el Pleno, el PSPV ha retomado las críticas alegando que el Ayuntamiento ha permitido a una empresa privada beneficiarse de suelo público (la plaza en cuestión).

El informe de Secretaría contempla que, “respecto a la autorización del acceso a los sótanos a través de la plaza, a juicio de quien suscribe, no puede considerarse que las rampas de acceso constituyan meros elementos emergentes, y tal autorización afectaría a la previsión de espacios libres, reduciéndose el espacio de titularidad pública, elemento de la ordenación estructural que fue objeto de la homologación. En consecuencia, debería tramitarse la modificación del documento de homologación y plan de reforma interior, siendo inadecuada la aprobación por decreto de Alcaldía”.

El PSPV de Mislata consideró en su momento que la constructora iba a ganar millones de euros gracias a esta decisión del alcalde, que liberaría al menos 900 m2 en bajos comerciales y la posibilidad de sacar a la venta hasta 40 plazas de aparcamiento extras, respecto al proyecto inicial.

A cambio, la urbanizadora adjudicataria donaría al ayuntamiento una escultura pública diseñada para la rotonda central, valorada en 720.000 euros. “Sabíamos que nadie da duros a cuatro pesetas”, ha recordado el portavoz del PSPV Miguel Merenciano.

“Sospechábamos que había intereses ocultos, pero ahora, con el informe del secretario sobre la mesa, no nos queda la menor duda”, aseguran los socialistas. “El alcalde se saltó a la torera el informe del secretario del Ayuntamiento para aprobar una decisión personal, que perjudica a los intereses de toda la ciudadanía porque cedía suelo de todos a una empresa constructora”, han argumentado los socialistas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here