El actual portavoz del PP en Albuixech, José Alcácer, declarará el día 18 de octubre en calidad de imputado en el caso Emarsa

0
73

El Juzgado de Instrucción número 15 de Valencia iniciará este viernes los interrogatorios a los nueve imputados por los supuestos delitos de estafa continuada, malversación de caudales públicos y delitos societarios por la administración de la empresa pública Emarsa, gestora de la depuradora de Pinedo. El actual portavoz del PP en Albuixech, José Alcácer, declarará el día 18 de octubre en calidad de imputado.
Según un comunicado del PSPV-PSOE, de los nueve imputados hay dos dirigentes y un empresario que “están claramente vinculados al PP”, mientras que los seis empresarios imputados “han facturado más de 32 millones de euros no justificados de 2004 a 2010 en contratos irregulares por suministros no prestados y servicios inexistentes”.

“También se ha citado como testigos a otros cinco empresarios que han facturado cerca de 700.000 euros” a partir de esta empresa que perteneció a la Entidad Metropolitana de Recursos Hidráulicos (EMSHI) hasta su liquidación.

Los cálculos del PSPV indican que “el agujero puede superar los 40 millones de euros, que es la cantidad que se gastó de más desde la llegada de Enrique Crespo -alcalde de Manises- a la presidencia de la EMSHI y a la dirección de Emarsa, de la que también fue consejero delegado”.

Los interrogatorios comenzarán el 7 de octubre con la presencia en el juzgado de Esteban Cuesta Anguix, quien fue gerente de Emarsa entre 2004 y 2010 -“a pesar de que su formación es la de ATS”, según el PSPV-, mientras que el 13 de octubre será el turno de Enrique Arnal, director financiero de la sociedad entre 1996 y 2010.

Según el PSPV, Emarsa contrató servicios por cerca de dos millones de euros a diferentes sociedades vinculadas con Arnal, como Grupo MAS, una empresa de su mujer; Arrima, otra de su hermano; Gea, la empresa de la familia de Medina, y a la de otro concejal de Moncada, Luis Botella de las Heras.

Un día después será interrogada María Paz García, administradora de Mantenimientos Valmasmark SL y de Construcciones y Reformas Rocafort SL, empresas que habrían facturado 846.614, 38 y 3.434.176, 87 euros respectivamente en el mismo periodo por trabajos inexistentes y sin tener relación mercantil con Emarsa.

Ese mismo día acudirá al juzgado el administrador de la empresa Sofitec Informàtica, Víctor Manuel García, cuya sociedad supuestamente facturó 1, 8 millones de euros en el mismo periodo.

Al día siguiente, el administrador de Hispayás, José Alcácer, deberá responder ante las preguntas sobre la presunta facturación fraudulenta de su empresa y de su mujer.

Ese mismo día, el jefe de Medio Ambiente, Adolfo Baixauli, deberá explicar por qué las fichas semestrales que elaboraba desde 2005 para reflejar los campos en los que se vertían los lodos para su tratamiento “no se corresponden con ningún tratamiento llevado a cabo, ya que ni las facturas ni las partes coincidían”.

El interrogatorio se centrará el 17 de octubre en el administrador de Microprocesadores Valencia SL y Sofitec, Sebastián García, pues ambas empresas habrían facturado más de 4, 5 millones de euros cuando en Emarsa tan sólo había 30 equipos informáticos.

Todavía queda pendiente de asignar fecha para sus declaraciones a Jorge Ignacio Roca, por estar en paradero desconocido, y José Luis Sena, por un recurso pendiente, quienes sus empresas supuestamente facturaron a Emarsa cerca de 14, 7 millones de euros.

El grupo socialista en la EMSHI, que se presentará como acusación popular en el caso, denunció las irregularidades y, además de denunciar el caso ante el Tribunal de Cuentas, propuso a la EMSHI la presentación de una querella contra los responsables que ha dado lugar a estas diligencias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here