El acto de Entrega de Llaves a Jaume I pone fin a las disputas entre Moros y Cristianos de Paterna

0
111

01.paterna.entregallaves2Con el protocolario arriado de las banderas Mora y Cristiana, que han permanecido desde el jueves en el balcón del Ayuntamiento de Paterna, llegaron anoche a su fin los festejos de Moros y Cristianos organizados por Intercomparsas para las Fiestas Mayores del Santísimo Cristo de la Fe y San Vicente Ferrer. Recogieron el testigo, como capitanas del 2014 la comparsa ‘Jaume I El Conqueridor’ y Zegries, que ya son custodios de los blasones de la Cruz y la Media Luna que lucirán con orgullo el año próximo.

Apenas minutos antes se escenificaba a las puertas del palacio el acuerdo por el cual los musulmanes se sometían al Rey Jaume I, manteniendo sus derechos, su lengua y costumbres, en igual de condiciones que los cristianos, formando todos a partir de entonces “un mismo pueblo” por orden del Rey Jaume I. O “así pudo ser…” según se conmemora cada año en un acto que ya cumple su 33ª edición.  Más de tres décadas en los que el texto original del antiguo párroco de San Pedro, Bernardo Aparisi, apenas ha sufrido variaciones, únicamente para ampliar ligeramente el acto en 1993 y para traducirlo al valenciano en 1999.

Amado Rubio interpretó un año más a la perfección y lleva camino de tres décadas, el papel de Caib Moro. También son veteranos ya Enrique Montaner dando vida al caballero Artal de Luna y José Miguel Ten, metiéndose en la piel del alférez Moro, protagonizando ambos un tenso debate dialéctico para clarificar los acuerdos sobre los cuales se sellaba la paz. Se trataba sin embargo del primer año para David Lozano, que encarnó el papel de Jaume I con la serenidad y majestuosidad propia de un Rey. También brilló Na Violant d’Hongria, el único papel de la representación que ineludiblemente cambia cada año de intérprete y que fue encarnado por María Ballester Bellver, nieta de Vicent Ballester, miembro fundador de la comparsa Jaume I. Todos ellos brindaron una gran representación que puso el broche de oro a unos festejos que han sido disfrutados por miles de paterneros y visitantes de otros pueblos.

Homenaje a los tiradores difuntos

Antes, por la tarde, tuvo lugar una nueva edición del Homenaje a los Tiradores Difuntos que desde hace cinco años organiza la Federación de Interpeñas junto a la estatua del Tirador de la Plaza Mayor. Un acto en el que estuvo muy presente en la memoria de todos la figura de Maria José Cuñat, componente de la peña ‘Els Dimonis’ de Paterna que falleció recientemente.

Por este motivo, se guardó un minuto de silencio como ya se hiciera a la conclusión de la Gran Noche Cristiana al conocer su pérdida. El acto, cada año más multitudinario, es precisamente una iniciativa de las distintas peñas de coheteros del municipio que brindan homenaje a aquellos que ya no se encuentran entre nosotros pero dejaron su impronta imborrable contribuyendo a la cultura del fuego de Paterna. El párroco de San Pedro, José Luis Llopis, indicó que “los que se han ido siguen vivos en el recuerdo de los que estamos aquí” y  entonó una oración en su recuerdo.

César Andreu, presidente de Inperpeñas, agradeció el reconocimiento cada vez mayor que tiene esta entidad y las peñas de tiradores a las que representan. Dicho reconocimiento se ha concretado en el hecho de que por primera vez son integrantes de la Comisión de Fiestas y también por primera vez se ha entregado a una peña de tiradores el Cohet d’Or, máximo galardón de las entidades festeras, que ha correspondido a Penya El Bouet.

Andreu indicó que las personas recordadas en este acto son “nuestros maestros, que nos enseñaron las técnicas y habilidades necesarias para sentir el fuego y hacer grande nuestra Cordà”. Ante la ausencia del Coeter Major, Pepín Damián, debido a su estado de salud, fue su ayudante, Vicente Pla, quien tomó la palabra en su nombre para agradecer la labor de Interpeñas para la recuperación de las tradiciones relacionadas con la pólvora. “Así seguro que la mecha no se apaga nunca”, indicó.

Finalmente, fue el alcalde de Paterna, Lorenzo Agustí, el encargado de cerrar el acto con un recuerdo “a todos aquellos que nos han dejado pero que en vida nos mostraron la pasión por el fuego” y extendiendo el agradecimiento a todos los colectivos que se ocupan y preocupan por la Cultura del Fuego de Paterna.

Tras estas palabras los allí congregados encendieron diversos cohetes de lujo para finalizar el acto de recuerdo homenaje a los tiradores difuntos. La pólvora gana protagonismo desde hoy en las Fiestas Mayores. Esta tarde tendrá lugar el pasacalle Infantil de Cohetes de Lujo, por las calles del centro de la villa de Paterna, así como la Cordà Infantil y Juvenil, por la noche en el cohetódromo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here