El 30% de los enfermos crónicos hospitalizados en Mislata carece de redes de apoyo familiar

0
20

Más del 30% de los pacientes ingresados en el Hospital de Crónicos de Mislata no dispone de una red de apoyo familiar. En concreto, un 18% presenta conflictos graves o relaciones muy deterioradas que conllevan que la familia “no apoye al paciente en nada, ni lo visite regularmente”, explico la directora del centro hospitalario Rosa Mª Franco.
Otro 14% se encuentra completamente solo, sin ningún tipo de familia y es necesario activar “protocolos oficiales da ayuda y dar soporte a través de redes de voluntarios”, detalló María Franco.

Son datos del Informe ‘Situación del Paciente Crónico Valenciano 2011’, en el que el Hospital de Crónicos de Mislata, perteneciente al Departamento de Salud de Manises, alertó de la difícil situación social que experimentan algunos enfermos crónicos que sufren largos periodos de hospitalización.

Así, además de que en algunos casos los enfermos no cuentan con el apoyo familiar deseado, cuando se reincorporan a la vida en su hogar se encuentran con barreras arquitectónicas. “El 60% de nuestros pacientes reside en una vivienda con barreras arquitectónicas, lo que dificulta su reincorporación tras el alta hospitalaria a su entorno doméstico porque no pueden realizar con normalidad actividades de la vida diaria.”, añadió Rosa Mª Franco.

Desde el centro también destacan un problema añadido: el 6% de los pacientes no tiene vivienda a la que volver tras su estancia. “Son personas que antes del ingreso vivían en la calle o acogidos en casa de amigos o conocidos y donde no pueden volver tras el alta”, indicó la trabajadora social del hospital, Virginia Pérez Escamilla.

El Informe elaborado por el Hospital de Crónicos de Mislata también revela dificultades en la situación económica de la unidad familiar del paciente crónico, ya que un 76% dispone de menos de 700 euros al mes. “En la mayoría de los casos los recursos económicos provienen de una única pensión ya que el cónyuge carece de ella o es el mismo paciente el que no tiene”, aseguró la trabajadora social.

En cuanto a las patologías asociadas, destacan los accidentes cerebro-vasculares como el Ictus como los más habituales, junto a las lesiones traumatológicas como amputaciones y fracturas de cadera. Le siguen las enfermedades cardiorrespiratorias crónicas, los cuidados oncológicos paliativos y las patologías neurológicas degenerativas.

En este sentido, por unidades, el 58% de los enfermos están en el módulo de convalecencia, un 16% en cuidados paliativos y un 17% en daño cerebral. Sólo un 9% permanece en el área de larga estancia.

En total, desde mayo de 2010 (fecha en la que el Departamento de Salud de Manises asumió la gestión del Hospital de Crónicos de Mislata) hasta mayo de 2011, el hospital trató a más de 500 pacientes que realizaron una estancia media de 81 días. Globalmente el centro registró cerca de 13.000 estancias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here