El 23 de enero, exposición de fotos de Puçol en el siglo XX y en febrero, el libro ‘Puçol en la memòria’

0
169

033-expo-siglo-xx-9En marzo de 2014, un equipo de trabajo comenzó a recopilar imágenes y datos del siglo XX en Puçol, partiendo de las fotos aportadas por 350 familias de la población. Un año después comienzan a llegar los resultados: el viernes 23 de enero en la Casa de Cultura se inaugura la exposición Puçol en la memòria. Y a finales de febrero llega la presentación del libro del mismo título… que no será el último sobre este tema.

El 1 de septiembre de 2011 se ponía en marcha el Facebook ‘Puçol se mira’ con un claro objetivo, según su creador, Pedro Sánchez: “Puçol se Mira quiere ser un grupo donde se puedan encontrar todas las imágenes gráficas, fotografías, vídeos que sobre Puçol podamos compartir y queramos compartir con los demás. Se trata de aprovechar la herramienta de Facebook para además de divertirnos hacer un trabajo que redunde en un claro beneficio social”.

Paralelamente, el Ayuntamiento de Puçol solicitaba en varias ocasiones el apoyo económico de distintas instituciones para sacar adelante un libro sobre la historia de Puçol. El proyecto era costoso, por lo que era precisa la colaboración de otra entidad para poder sacarlo adelante.

A principios de 2014, ambos proyectos se fusionaron con un objetivo común: a través de la subvención de la Diputación de Valencia se pone en marcha un libro sobre la historia de Puçol en el siglo XX, formado fundamentalmente por fotos recogidas entre los vecinos de la población.

Tras las fallas, comenzó el periodo de recogida y escaneado de fotos, tanto a través del Facebook como del Departamento de Comunicación municipal. Hasta el verano, participaron 350 familias, que aportaron en torno a 8.000 imágenes, de las cuales, una vez catalogadas, quedaron 6.000 fotos distintas en el archivo municipal.

A partir de ahí comenzó el trabajo en equipo: clasificar y organizar las imágenes; determinar en qué capítulo podían ir cada una; intentar que hubiera fotos de todo el mundo en cada capítulo; decidir prioridades…Y eliminar fotos.

El escritor Manel Alonso está aportando unos textos originales basados en la memoria, que forman la introducción de cada capítulo. La historiadora Encarna Sebastiá completa la documentación con datos históricos extraídos de cualquier fuente imaginable. Sonia Pineda publica día a día imágenes en el Facebook ‘Puçol se mira’ para que los vecinos sigan colaborando, en esta fase, ayudando a identificar hechos, fechas y personas que aparecen en cada imagen.

A su vez, los tres técnicos del Departamento de Comunicación (Sento Pascual, Sergio Maestro y Sabín) trabajan en el diseño y maquetación del libro, la restauración de cada una de las fotos y probar distintas posibilidades de encajarlo todo en las 304 páginas que finalmente tendrá el libro Puçol en la memòria.

“Los criterios para elegir están claros: prioridad a lo más antiguo porque ese material se puede perder e incluso las personas que pueden aportar información sobre esas fotos son tan mayores que deben ser los primeros”, explica la alcaldesa, Merche Sanchis. “Así que se han tomado algunas decisiones difíciles, pero necesarias: se han eliminado las fotos en color, sólo caben en el libro las más viejas; también se han descartado las imágenes de los años 70 hasta hoy, prioridad a las imágenes de las primeras décadas del siglo pasado”.

A su vez estas decisiones implican prescindir de capítulos enteros, por ejemplo, las fallas tendrán que esperar, porque la primera falla local se montó a finales de los 70, aunque aparecen vecinas ataviadas con el traje de fallera en algunas fotos antiguas de fiestas.

Al final, en torno a un millar de fotos quedarán seleccionadas en las 304 páginas del libro y todas de las primeras décadas del siglo XX, de ahí que ya se haya bautizado el libro como Puçol en la memòria, volumen 1. Necesariamente debe haber más volúmenes en el futuro, para dar salida al material ya recopilado y catalogado. Y a la enorme cantidad de información que siguen aportando los vecinos.

De momento el equipo completo trabaja contrarreloj para llevar el libro a imprenta a principios de febrero y poder presentarlo a finales de ese mes.

Mientras llega el libro, un anticipo el 23 de enero a las 8 tarde en la Casa de Cultura: una exposición de 18 paneles, cada uno centrado en un tema, con un breve texto y cinco fotos. Es sólo un adelanto, pero también una forma de llevar la historia a los colegios, institutos y colectivos locales. Para ello se ha preparado la exposición Puçol en la memoria en paneles de 100 x 70 centímetros, sobre suporte rígido y fácilmente trasladable.

“La exposición estará en la Casa de Cultura durante un mes, a partir del 23 de enero, pero luego queremos que los vecinos, que han sido los impulsores del proyecto con sus fotos, también la hagan suya: la exhiban en los centros educativos, en las sedes de las asociaciones. Cualquier espacio es bueno para recuperar nuestra historia. Incluso cuando finalice ese periodo de difusión pública estudiaremos cómo convertirla en exposición permanente en el edificio del ayuntamiento, quizá en el salón de plenos o en cualquier otro edificio municipal”, finaliza la alcaldesa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here